Todas las víctimas de ETA: atentado contra la cafetería Rolando
Exterior de la cafetería Rolando tras el atentado

Han tenido que pasar 44 años para que estos cobardes asumieran su autoría

Que los etarras son en realidad unos cobardes lo han demostrado a lo largo de toda su historia de tiros en la nuca, de coches bomba y de asesinatos indiscriminados de hombres, mujeres y niños. Pasado el tiempo, sus herederos han demostrado esa misma cobardía como por ejemplo en la reciente manifestación a favor de la Guardia Civil en Alsasua.

Son de los de cien contra uno, porque cara a cara no se atreven, o de los de ir por todas partes con la cara tapada, haciendo gala de una cobardía difícil de disimular.

El 13 de septiembre de 1974, ETA, cometía uno de los atentados más terribles de su historia. Fue en Madrid, concretamente en la cafetería Rolando. Esa salvajada costó la vida de 13 personas e hirió a otras sesenta. Ese fue el primer atentado indiscriminado cometido por los terroristas y que no ha sido reconocido por ellos hasta el día de ayer, según informa el diario ABC.

Siguen sin reconocer otros

Mientras tanto, siguen sin reconocer otros como la salvajada que cometieron en San Juan de Luz cuando confundieron a tres jóvenes gallegos. Les secuestraron, les torturaron y les asesinaron de la forma más cruel que una mente normal pueda imaginar. Conviene leer relatos como estos para rebatir con contundencia a esos malnacidos que ahora intenta blanquear a esta banda de asesinos.

Cobardes para matar y cobardes para reconocer sus propias atrocidades. Aún así siguen sin reconocer otros 85 asesinatos. Normal, ¿qué se puede esperar de una basura cobarde como ellos?