españa denigrada

No hace falta tirar de hemeroteca para ver el odio que le tenemos a España, se lo tenemos en todo, y cuando digo en todo es verdad. Esta Ley de Educación que tiene preparada el Gobierno de España, no será el último estacazo que pretende dar “el señor de la Moncloa”; ni es el primero, ni será el último. Los bandazos demuestran que es un ser vivo pero moralmente muerto. Lo mismo que todos los sectores de España estamos maniatados en todos los terrenos, esto lo sabe muy bien el inquilino de la Moncloa favorecido por aquellos que le dieron los votos para derrocar a Rajoy. Saben también que el resto de los españoles estamos sordos, ciegos, que, mezclado con la cobardía y el pánico, nos están arrastrando a toda nuestra sociedad, la cual, como se ve en el horizonte estamos atrapados, lo mismo que ellos en el fango. Solamente para que la maldad florezca, solo hace falta que la gente buena no haga nada. La derecha—siempre lo he manifestado— está cómoda, y la gente buena, seguirá dormida, aletargada y narcotizada.

En la educación tenemos el lenguaje como arma esencial de su alfabeto para ver los orígenes de los compatriotas, es más, su lenguaje  establece el idioma de uso corriente en toda la nación, tanto en todos sus  territorios y administraciones de todo rango incluso en el sistema educativo, etc. etc. Público y privado. Ahora sí, hay regiones que tienen con la lengua española junto al catalán y su variante aranesa, junto a la vasca, como son las provincias catalanas y vascas. Por aquello de las deudas contraídas con estas provincias,  nos van a imponer, sin pestañear, el uso de lenguas cooficiales en las aulas. Obedeciendo todo ello al sectarismo de toda la caterva de separatistas y de las izquierdas, que tanto les debe a este “cateto, plagiador, embustero y perdedor de todas las elecciones’’ —como dice mi buen amigo Gabriel Muñoz—. Por lo visto, a España le queda muy poco reconocible de lo que era hace 10 años.

La identidad de España, se ha ido debilitando  enormemente, de aprobarse la regulación del español desparecerá de estas provincias antes mencionadas la lengua que le corresponde  por  antonomasia. Hablando con  algunos profesores de algunos colegios concertados, con esta medida, parece ser, que a ellos les perjudicaría mucho eliminando el concepto de demanda social que protegía a la enseñanza concertada. No sé de donde ha partido este batacazo a la enseñanza, en este caso a la enseñanza del español, viendo las torpezas, los intereses que le debe el “cara” de la Moncloa y sus advenedizos amigos, y los débitos acumulados, seguro que habrá más motivos para pensar que  España  está denigrada por todos los sectores de la sociedad. Lo denigrante de todo este farragoso asunto y la propia dejadez de la derecha, nos veremos abocados poco a poco, día a día, a la pérdida de la percepción que teníamos, solamente  para contentar a los enemigos de España.  Esto no ha hecho nada más que empezar.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL