Senegaleses violan a una chica en Granada
Violación

Encerrada en el baño

Los hechos se produjeron en la discoteca Quilombo del centro de Granada. Dos senegaleses, de 24 y 26 años, encerraron a una chica en uno de los baños de esa discoteca para violarla. Momentos después, una amiga de la víctima se puso a buscar a la chica, puesto que su ausencia se alargaba, y fue ella misma quien descubrió a los dos senegaleses violando a su amiga tras conseguir forzar la puerta del baño donde estaban encerrados.

Parece ser que los dueños del local no han colaborado demasiado con los investigadores, aunque los violadores fueron finalmente detenidos por la Policía. Al ser interrogados, se negaron en un principio a reconocer los hechos aunque finalmente confesaron. Ambos violadores han sido ya puestos a disposición judicial.

Las feminazis muy ocupadas para protestar

Tal y como se esperaba tras saber que los violadores de esta chica son senegaleses y no españoles entre los que hubiera algún guardia civil, el colectivo feminazi no ha iniciado ningún tipo de movilización para protestar o publicar en redes sociales las identidades de los violadores. Al igual que los creadores del famoso #HermanaYoSiTeCreo debían estar muy ocupados de compras, ya que la noticia se ha conocido en el Black Friday.

Produce un asco inmenso ver cómo los delitos de violación se consideran más escandalosos y generan más protestas en función a quien sea la víctima y no al delito en sí. Tan asquerosos son unos hechos como los otros pero, como siempre sucede últimamente en España, aquí lo que más importa a los “solidarios” es quien sea la víctima y quiénes sean los agresores. Asco inmenso es lo que dan todos ellos.