alcaldesa de córdoba

Leo en un titular del diario digital Cordópolis que Isabel Ambrosio, alcaldesa de Córdoba, pone a la Alhambra como ejemplo de gestión compartida que podría beneficiar a la Mezquita. Es lo que tiene estar siempre con lo mismo y no dedicarse a otra cosa, que se acaban diciendo tonterías como esta.

Y es que poner al complejo de la Alhambra como ejemplo de gestión es no tener ni puñetera idea de lo que ha ocurrido con este monumento durante los últimos años, pues ya son 14 años de escándalos, escándalos que han traído detenciones, dimisiones y ha dejado a la luz una nefasta gestión en la adjudicación de los servicios a distintas empresas. Y esa nefasta gestión nos la quiere traer a Córdoba, ¡vaya lumbreras!

¿Esto es lo que quiere Isabel Ambrosio para la Mezquita – Catedral de Córdoba?, ¿todo vale con tal de apartar a la Iglesia y quitarle un edificio de su propiedad? La verdad es que lo entiendo, pues la propia Ambrosio tiene buenos maestros en el PSOE andaluz, maestros de la corrupción, del chanchulleo y de los chiringuitos varios, que seguramente estarían encatados en asesorarle y ayudarle para la gestión de la Mezquita – Catedral…

Isabel Ambrosio, con esas declaraciones ha quedado una vez más como lo que es, una política inútil que no sabe gestionar ni hacer nada por Córdoba, y que se queda en lo fácil, ¡con todo lo que hay que hacer en Córdoba!