Colau armó su Belén

Posiblemente la señora Ada Colau Ballano, Alcaldesa de Barcelona, sus hijos tengan las mismas inclinaciones que su querida madre, a mí esto no me importa, que el nacimiento del niño Dios y su presencia en el belén no tenga rango de categoría para ellos. Las fiestas navideñas se simbolizan con el nacimiento del niño Dios y los tres reyes magos de Oriente, donde su caminar hacía el pesebre es el símbolo más significativo del nacimiento de Jesucristo. El bodrio cuyas escenas en la Plaza de Sant Jaume en la ciudad condal, donde esta grosera persona se ha reído y se estará cachondeándose hasta el día de reyes, y vaya usted a saber los días que vienen después.  Los españoles y catalanes estamos hasta nuestros mondongos y viendo la monstruosidad que ha realizado con el bodrio en su belén con escenas que se salen de su sitio—ver fotografías—cuyas figuras se sale de las más ortodoxas formas y de su contexto.

Esta alcaldesa se estará reventándose de risa. Lo curioso de toda esta representación es que, los visitantes y paseantes que circulan por esta mencionada plaza se quedarán atónitos de ver esta bazofia que la Colau ha preparado como belén.  A mi entender ha sido por mala uva hacía los cristianos, incluso con sus paisanos donde han sido apostados por sillas y una gran mesa sustituyendo a los pastores y el consabido caganer, esta señora se ha cagado despreciando a los sentimientos cristianos. Un pesebre laico, que no solo ha sido intencionado, como he dicho antes a los españoles y catalanes cristianos, sino que tal ha sido su insana cobardía que no tiene ni tendrá valentía de hacer algo parecido con los musulmanes —la ley Shira— o con otras religiones. Con estos separatistas y antiespañoles se puede esperar todo.

Una alcaldesa se debe a todos sus paisanos y no dar pábilo a una parte de catalanes cuando no debería ser, el  líder popular asegura que la alcaldesa Ada Colau “promueve un pesebre sin figuras, como debe  ser un elemento de atracción ciudadana, en particular para las familias con niños pequeños, que buscan ver las figuritas de los Reyes Magos, el portal con el niño Jesús o los pastores con las ovejas”. La atracción navideña de otros años en esta plaza ha quedado vacía de la navidad. La señora alcaldesa de Barcelona una vez más ha dado a sus paisanos la espalda. Maldita sea la hora.  Señora alcaldesa: está permitido equivocarse, lo cobarde es no intentarlo.