movilidad del Aljarafe sevillano

Hablar de los atascos existentes en el Aljarafe sevillano, no es nada novedoso. Recordar las colas kilométricas de vehículos en horas punta para entrar en Sevilla capital, tampoco sorprende a nadie. Los atascos en los accesos a distintos pueblos de esta comarca, tampoco es novedoso. Que en algunos de estos pueblos los vecinos han comenzado a movilizarse, eso sí es nuevo, al igual que el colapso, casi total, en la entrada a Sevilla capital por El Patrocinio-desde la autopista de Huelva- y debido a la puesta en funcionamiento de la actividad comercial en la Torre Pelli o Torre Sevilla. Esta situación que se da aquí en Sevilla, se repite en muchas otras provincias de nuestra comunidad autónoma.

Un área metropolitana se define como un conjunto de municipios entre cuyos núcleos de población existen vinculaciones económicas y sociales. Esta definición conduce a una necesaria planificación en la que deben de participar todos los municipios afectados para coordinar los servicios y obras. Existe la ley estatal que las reglamenta como entidad jurídica y que asigna a cada comunidad autonómica determinar los órganos de gobierno, su administración y sus posibles particularidades. De hecho, existen muchas áreas metropolitanas en España constituidas jurídicamente.

Por otro lado, desde 2.003 en España se han desarrollado leyes para salvaguardar la racionalización a la hora de construir nuevas zonas residenciales o grandes centros comerciales que en ambos casos conlleven un cambio importante en la movilidad de la zona. El concepto “Movilidad Generada” y su significado son determinantes en estas nuevas leyes.

La desidia de la Junta de Andalucía en la defensa de un desarrollo sostenible y en beneficio de la mayoría, ha dado lugar a que en esta autonomía se estén dando situaciones tercermundista, impensables en otras regiones españolas, evidentemente de mayor desarrollo económico y social. El no profundizar en leyes ya existentes ha dado lugar a la situación de indefensión en la que se encuentran los andaluces contra un desarrollo urbanístico mal planificado, ya en construcciones de viviendas en lugares de accesibilidad imposible, ya en actividades comerciales en lugares con accesos colapsados de antemano.

En Sevilla a pesar de existir de hecho un área metropolitana, esta no existe como entidad jurídica, muy a pesar de contener todas las características que dan como fin esa configuración. La falta de voluntad política (es el calificativo más benevolente) ha dado lugar a un grave perjuicio a sus vecinos y a un notable encarecimiento de los servicios públicos y obras en las que se mantiene en muchos casos lo particular en contra de lo general. La diversificación, cuando no duplicación de la gestión de los servicios públicos a manos de diferentes organismos carentes de homogenización entre sus participantes, da lugar a que en Sevilla se justifique la inexistencia jurídica del área metropolitana. El querer contentar a todos, a unos más que a otros, y no enfrentarse, en algunos casos, a privilegios consolidados, mantienen la situación actual.

Los vecinos de los pueblos de la primera corona del Aljarafe en general son fiel exponente de la situación creada tras un exponencial crecimiento en el número de habitantes. Hay pueblos como Mairena del Aljarafe y Tomares que casi han multiplicado por diez su población en los últimos veinte años. Las comunicaciones con Sevilla capital delatan muy gráficamente cual es la consecuencia de esta indiferencia de la Junta hacia sus gobernados. Los vecinos de la comarca del Aljarafe tienen una importante interacción con Sevilla capital. Son muchos los vecinos que trabajan en la capital, además de ser también muchos, los vecinos que mantienen una relación muy importante en todos los ámbitos sociales. El actual colapso no va a ser nada con el que los vecinos de toda esta comarca y Sevilla capital, tendrán que soportar una vez abierto el nuevo centro comercial que se está construyendo lindando al puente del Quinto Centenario, ya hoy el punto más conflictivo de la ronda de circunvalación, SE-30, debido al estrechamiento de esta vía a su paso por este puente. Mientras, los túneles por debajo del rio en la SE-40, ni siquiera se han licitado. Actuación que sería determinante para eliminar el futuro colapso y dar fluidez casi definitiva a la movilidad afectada a esa zona.

Por último deben de saber que hay leyes, de Despeñaperros hacia arriba, en las que se desarrolla la participación de los promotores de nuevas urbanizaciones o centros comerciales en el diseño y la financiación de los costes generales de las nuevas infraestructuras que darán lugar a que el incremento de la “Movilidad Generada” por la nueva actuación urbanística no incida en el desarrollo normal de todo el entorno y que tendrían que estar en funcionamiento antes de la puesta en actividad de las nuevas construcciones. Por razones “desconocidas” esas leyes no se han tenido en cuenta en la autonomía andaluza.

 

Contenido patrocinado:
Artículo anteriorDe comunista a católico tradicional
Artículo siguienteCisma de Podemos y sus crisálidas
Faustino Tomares
Terminadas mi obligaciones genéticas; lo de cultivar los arboles, garantizar la continuidad de la especie y escribir un libro(este lo tengo escrito aunque no publicado) me dedico a darle voz a todo lo que me descuadra en mi rededor, muy especialmente la falta de justicia en su mas alto concepto. Cuando no lo hago se me aparece mi padre y me recuerda que "nunca se ha escrito nada de ningún cobarde" como apenas puedo dar voz, escribo pequeños textos para intentar suplir "mi afonía" y ademas me esfuerzo intentando que lleguen a la gente. Tengo infinidad de escritos publicados en "círculos menores" He sido pregonero de la Semana Santa de mi ciudad, Tomares. Mi blog personal es Incorrectamente Politico, encabezado por una foto de George Orwell y su mas famosa frase: Periodismo es publicar aquello que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones publicas.