alfonso ussía

El genial Alfonso Ussía ha dejado este recado a la diputada portavoz de Podemos Irene Montero, a modo de rima, en la que le dice lo siguiente:

«La diputada Montero

setenta mil va a cobrar,

y destinará el dinero

a decorar con esmero

su casa en Galapagar».

Todo esto, como respuesta a la citada sentencia en la que se ha condenado a una indemnización por 70.000 € a favor de Irene Montero por un poema. (Este es el poema por el que Irene Montero será indemnizada).

Previamente Alfonso Ussía, en su artículo de La Razón titulado «Animus iocandi», hace un certero repaso a la la poesía epigramática y satírica poniendo referencias desde Quevedo y Góngora hasta la misma época de Franco, en la que, cuando se decide cambiar el orden de los apellidos al nieto mayor del Jefe del Estado, escribe Juan Pérez Creus: «Por la alta bondad de Dios,/ que en sus mercedes no es manco/ en vez de un Francisco Franco/ nos encontramos con dos./ El uno del otro en pos,/ nos llegan por nuestro bien,/ pero ¡Dios nos libre, amén!/ de que doblando la hazaña/ salvada por uno España/ la salve el otro también». ¡Y no pasó nada!

Pero bueno, parece que estamos en otra época…