Ada Colau JUSAPOL provocación manteros
Ada Colau durante la entrevista (Twitter)

Lo de esta alcaldesa no tiene nombre

Ada Colau sigue sin aclararnos si a ella también le intentó asesinar un francotirador pero hay algo que siempre nos deja claro, ella a la Policía Nacional o a la Guardia Civil no les puede ni ver.

Tras la reciente manifestación de JUSAPOL en Barcelona, Colau era entrevistada en su cadena televisiva de cabecera, La Sexta, en la que se le preguntaba por la manifestación de JUSAPOl y por la reciente agresión del metro de Barcelona a un hombre por llevar una bandera española. Las respuestas de Colau no dejan lugar a dudas, ambas cosas le parecen una provocación, pero la del metro por parte de la víctima y la de JUSAPOL por parte de los manifestantes.

A ella lo que le va es una buena manifestación de manteros, o que un concejal suyo arranque una bandera de España del balcón del ayuntamiento. La eterna ley del embudo con la parte ancha para ella y los suyos, algo que en su caso es más que necesario.


Una impresentable

Lo de esta alcaldesa, que hace de todo menos ocuparse de su ciudad, es cada vez más impresentable. Demuestra su sectarismo día sí y día también. Se pasa por el forro las recomendaciones de la policía y después del atentado de Barcelona hace el “pío, pío”. Pero cuando le preguntan sobre ciertos asuntos no puede esconder sus filias y sus fobias. Ella quiere más manteros y menos policías, pero después bien que sablea a los comerciantes que sí que tienen negocios legales y pagan sus impuestos.

Escucharla hablar en programas como este da verdadera grima y vergüenza ajena por su patetismo sectario. Se pasa el día demostrando que de alcaldesa tiene cero y que lo único que le gusta es enchufar a los suyos y levantarse el dineral que cobra porque, por lo demás, no es más que una sectaria activista sin oficio pero con mucho beneficio.