Víctor Manuel y Julia Otero
Víctor Manuel

Antes era Trump y ahora Bolsonaro

Parece que los medios y los progres en general tienen bastante miedito de que la gente empiece a despertar y cambie sus opciones políticas a la hora de acudir a una urna a votar. Comenzaron con Trump, han continuado con Orban en Hungría, VOX en España y ahora le toca a Bolsonaro en Brasil. Todos ultras menos los ultra comunistas que a ellos tanto les gusta.

En España estamos más que sobrados de progres y de medios progres. Los millonarios progres ahora opinan de lo que deben votar los pobres, aquello tan manido de que un pobre no puede votar a un partido de derechas. Claro, es mucho mejor votar a un partido de izquierdas aunque te saquee, como eres pobre…

En el caso de Brasil además con un handicap mucho mayor, los muchos escándalos de corrupción protagonizados por Lula Da Silva y Lula Russeff. En esta ocasión los protagonistas de la chorrada progre son los dos millonarios progres de izquierdas, Julia Otero y Víctor Manuel. Los “chorras” estos han soltado la estupidez del día, “nada más imbécil que un pobre de derechas”.

¿Y entones un rico de izquierdas qué es?

Por esa misma regla de tres habría que preguntarles a estos dos, entonces un rico de izquierdas, ¿qué es? ¿Gilipollas? ¿Imbécil? ¿O quizás un caradura de tomo y lomo como Víctor Manuel y Julia Otero? Porque es que todos deberían saber qué paso en la Clínica La Zarzuela cuando, ingresada la comunista Ana Belén, pidió que se desalojara toda una planta solo porque ella estaba allí.

Por lo tanto habría que pedirles a estos progres poseedores de la “verdad absoluta”, la suya, que respeten un poquito, solo un poquito, el libre pensamiento y la libertad individual de las personas. Ya sé que ellos son comunistas y les cuesta mucho respetar las libertades individuales pero que aún así lo intenten, que no es tan difícil.