sediciosos

La burla, las mentiras, las extorsiones y los señuelos   a que nos tienen acostumbrados este personal del Gobierno a todos los españoles, me deja sin aliento. Ayer oímos todos lo que dijo el Ministro de Fomento, José Luis Ávalos.  Este personaje está escondiendo a capricho la verdad de los hechos ocurridos en Cataluña este último 1 de octubre sobre lo que todo el mundo ha visto en la televisión. Nos ha tomado por tontos, y el tonto y ese necio y engreído—como dice Roció Jurado en la Copla, ese hombre—es el que ha dicho: “responsabilidad” refiriéndose al PP y Cs y que no entren en las provocaciones de los independentistas, como a su juicio están haciendo” y “que está transcurriendo de modo asumible”. Mire caballero, supongo que habrá tontos en este mundo, pero aquí en el resto de España estamos más despiertos y sabemos distinguir lo bueno de lo malo, la guerra de la paz.

Quim Torra arengó a los CDR, palabras por boca de este energúmeno y violento a que aprieten y presionen”. No voy a desglosar más palabras a los comentarios que contestó el aludido necio y engreído. No sé cómo se habrán quedado después de ver los atropellos a que han estado sometidos los catalanes de bien cuando han visto en las teles a ancianos a quejados en un hospital Psiquiátrico con sus sillas de ruedas en mitad de una carretera cortando la circulación. El atentado al cierre   de una estación de AVE, usurpando a los viajeros ir a su trabo y a sus quehaceres cotidianos.  Las trifulcas de los alborotadores de la CDR y de los mozos de escuadra. Los vomitivos echados a un periodista cuando realizaba su trabajo con intento de agresiones etc. Las amenazas   a los jueces del payaso de turno diciendo que “una sentencia condenatoria contra nuestros presos sería una sentencia contra todo el pueblo de Cataluña” la figura del Rey vestido de militar y boca abajo colgado en una pared.

La chusma catalana anda y corre a sus anchas por las calles de toda Cataluña, mientras tanto se está solicitando que vuelva el 155 con sus números exactos y que se haga cumplir la ley al insurgente, sediciosos que ramplonamente van sembrando odio hacía toda España. A esta España con demasiadas cicatrices —como si fuese un vaso de agua—no le cabe ni una gota de agua, llevan tiempo llenándola de inmundicias y de un odio fuera de lo común, manifestado y enseñado desde muy temprana edad en los colegios.  Los sediciosos catalanes están llamando a rebato hacía España, no hay nada más que mirar las últimas manifestaciones de Quim Torra, de esta cara dura, por decir algo, amenazando al ausente y perdido Jefe del Gobierno Español representado por todos los españoles. Diciendo y exigiendo una propuesta de referéndum antes de noviembre” ¿que tendrán firmado estos dos caraduras en papeles de color negro, también llamado color quemado. Si lo oyen bien, papales quemados. Y, encima se atreve decir que: “sin propuesta, el independentismo no podrá garantizar ningún tipo de estabilidad al Gobierno” Todos estos catalanes se están riendo de todo cuanto huele a España y digo de todo, además bailando la sardana como si fuesen los inmigrantes cuando saltan la valla de Ceuta hacía la entrada de nuestra nación. Se ríen, saltan y encima nos pegan, nos insultan y nos escupen. No sé cuánto tardara el 155 en volver, pero dadas las circunstancias podría llegar demasiado tarde. Alguien dijo: Espero sentado en un barril de pólvora y fumando cartuchos de dinamita.