representante

Eso es lo que estamos viviendo -y sufriendo- en Cataluña durante estos últimos años. Presidentes de la Comunidad Autónoma catalana, máximos representantes del Estado español en esa región, posicionándose contra el Estado al que representan y alentando, financiando y liderando maniobras contra el Estado. Algo que demuestra que esta gente no cree en el actual sistema, en el estado de las autonomías, por lo tanto, ¿para qué queremos que la comunidad autónoma catalana permanezca como tal?

Visto lo visto lo que se debería hacer es suspender la autonomía en esa región de España, pues se utiliza a la Administración del Estado -las adminstraciones autonómicas forman parte de la Administración del Estado- para ir contra el propio Estado, algo intolerable que no se debería permitir.

El Estado no puede dar facilidades ni otorgar derechos a los que quieren acabar con él, por eso se debe suspender la autonomía catalana. Y esta no es una cuestión de derechas e izquierdas, es una cuestión de españoles y antiespañoles. Y los españoles, ante estos ataques, nos tenemos que defender.

Esta mañana el máximo representante de España en esa región, el Presidente de la Generalidad, Quim Torra, ha pedido a los llamados CDR que sigan presionando, un llamamiento claro a la violencia, porque esta gentuza de los CDR no saben hacer otra cosa que amenazar y utilizar la violencia. Esas declaraciones de Torra son intolerables y motivo suficiente para que se intervenga la autonomía.

Un territorio de España no puede estar en manos de personas que quieren acabar con la propia España, esta situación no tiene sentido, se han de iniciar los trámites necesarios para revertir esta situación, y  lo primero es suspender la autonomía. Por dignidad y por la defensa del Estado.