Aramís Fuster Obama Bin Laden
Bin Laden, Aramís Fúster y Obama

Los desvaríos de Aramís Fúster

Me hace mucha gracia leer las noticias que circulan en la prensa sobre Gran Hermano. Una de las estrellas de esta última edición es la “vidente” Aramís Fúster y los desvaríos que, según toda la prensa, ha venido contando la bruja de origen malagueño.

Según relatos de la protagonista, se ha acostado con Obama, se ha visto con Bin Laden y tiene un número indeterminado de años, por encima de los 200 y 300 debe andar. Y yo me pregunto, ¿y qué? ¿Por qué no puede decir lo que quiera y que se le de la razón tal y como está funcionando esta sociedad últimamente?

Un hombre se puede disfrazar de mujer o una mujer de hombre y, a pesar de que todos sepamos que en realidad es hombre o mujer, debemos dirigirnos a él o a ella como él o ella se vea. ¿Qué en su DNI figura que se llama Manolo y es, además, un bigardo de 2 metros? Eso da igual,si Manolo quiere llamarse Lola y que los demás nos dirijamos a él como mujer, debemos hacerlo así.

Hace un tiempo, publicábamos en este mismo medio un artículo sobre Paul, un canadiense de 50 años. Paul es hombre, tiene 50 años, pero ahora dice ser una niña de 6 y, no solo ha conseguido que una familia le adopte y juegue junto a sus nietos, también ha conseguido que los defensores de la ideología de género le apoyen y quieran que se le vea como tal.

Ayer mismo publicábamos otro artículo sobre los 31 géneros que según la ideología de género nos tendremos que aprender. Es decir, en el mundo no hay solo hombres o mujeres, hay otros 31 géneros distintos que nos debemos aprender, desde transgénero a transpersona. Y no solo tenemos la obligación de aprendérnoslos, debemos ver a los miembros de cada género como ellos quieran que los veamos.

¿Qué problema hay entonces con Aramís Fúster?

Sorprende ver entonces el cachondeo generalizado que hay con los desvaríos de Aramís Fúster. Muchos de los que se ríen de ella y la tachan de loca, son los mismos que cuando ven al Manolo de 2 metros le llaman Lola solo porque él se vea así. ¿Cómo pueden ser capaces de decir que Fúster no se ha acostado con Obama o se ha visto con Bin Laden? ¿Solo porque no lo hayan visto la tachan de loca?

Pues bien, yo a Manolo le sigo viendo como a Manolo, a pesar de lo que él piense. Al fulano de Canadá de 50 años que se cree niña le sigo viendo como un fulano de 50 años y no dejaría que se acercara nunca a menos de 100 metros de mis hijos. Pero en este caso, los que dicen que Fúster desvaría no solo me tacharían a mi de loco, me insultarían todo lo que pudieran y más.

Por tanto tenemos que respetar de la misma forma los desvaríos de Aramís Fúster. Es mucho más creíble que nos cuente que se ha acostado con Obama a que nos diga que ahora tiene 6 años y se llama Pepe. ¿O no será mejor, quizás, llamar a las cosas por su nombre en todos los casos?

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL