palabras

Muchas veces la ironía de las palabras nos deja para el arrastre y a veces acomplejados de ver que, con tanta habilidad, nos sueltan sermones de una enjundia más real de lo que el contenido se desea exponer y a veces al contario como en el caso que nos ocupa. He leído un comentario del Profesor de Literatura Española e Historia de las Ideas Políticas en la UPCO, de José María Marco reflejado con título Régimen Andaluz. “…en los casi 41 años que el PSOE lleva gobernando en Andalucía. Es una forma de hacer política que Susana Díaz ha llegado a encarnar a la perfección: personalista, sin caudillismo, populista sin ruptura, identitaria sin nacionalismo”…, el PSOE ha sabido articular esta Andalucía de nueva planta, con sus clases privilegiadas, sus clientelas y sus situaciones de dependencia, con un fondo tradicional que ha preservado y cultivado con mimo”.

No me cuadra la euforia cuando habla de caudillismo, de la magnitud de la corrupción como son los casos de los ERE o la trama de intereses conectados a su administración autónoma. No me cuadra la simpatía de sus palabras, personalista populista y lo de cultivado con mimo, etc. etc. al final del escrito enfoca unos números en el segundo trimestre de este año cuyo desempleo era del 23,1% frente al nacional. El PIB per cápita en 2017 fue de 18.470 € frente a los 28.156 € de media en el conjunto de España. No me cuadra también, a no ser que un servidor de ustedes esté equivocado cuando dice: “Pues bien, no hay lugar en España, por no decir en el mundo, donde se viva mejor, afirmación que parecerá gratuita para todo aquel que no haya pasado unas semanas en cualquier lugar de la región. Ahí está el nudo”, ¿es verdad esté último párrafo? Para mí, al menos no. Además, no hay similitud entre las líneas escritas. O supuestamente haya un conflicto de intereses. No Lleva razón cuando dice que en España no hay lugar mejor para vivir que en cualquier parte de Andalucía.

La clientela que atesora Susana Díaz en Andalucía no tiene paralelismo en cualquier parte del mismo. Como se explica la tasa de paro que hay en la región, cuando se dice la buena vida que tenemos los andaluces. Las subvenciones, el Per, las prebendas de cualquier otro tipo, los chanchullos, los trabajos en B, los ERE y su grado de numerosas administraciones y sus muchos camaradas, hacen que este señor no pudiera estar al tanto   de estas anomalías. Por contrario no creo las palabras con sentido patriarcal -al menos así lo visto- cuando habla de Régimen Andaluz. A no ser que la palabra régimen haya vuelto a Andalucía. ¿Contradictorio verdad?