mujeros

“La señora Calvo obligará por ley a los hombres a ver películas románticas. El Consejo de Ministros aprobará la ley que regulará la igualdad televisiva en los hogares, con un catálogo de películas y actrices que los hombres tendrán que ver con un pañuelo en la mano. (El pato cojo de El Semanal Digital)” no sé si es verdad o mentira, cachondeo, pitorreo o diversión, pero con estos ojitos que se comerán la tierra me parece que es un choteo de una persona que tiene una guasa y redicha y un buen sentido del humor en toda la extensión de la palabra. Pero, conociendo el percal no pudiera ser mentira, ya que estamos acostumbrados de ver cosas mucho más raras e incomprensibles de que no sean farsas.

Ya ve señora Calvo, este pato cojo pudiera estar en lo cierto por sus frases como siempre metida con calzador siempre, cuando su señoría abre la boca contrasta con la risa y con una ideología reaccionaria y retrógrada   de la pura realidad y muy atrasada  del mundo en que nos movemos “Hay que acabar con el estereotipo  del amor romántico: es machismo encubierto” eso lo ha dicho usted, como vuestra excelencia, pudiera ser, no haya tenido la suerte de conocerlo y que usted lo conozca imaginariamente ese amor que para vos es el  procedente del “machismo encubierto” de ese del toma y daca y no conozca lo que es el amor verdadero, el amor sin regateos, del amor limpio y de  la pasión buscada sin reservas.  Pudiera ser que ese amor lo haya conocido por propia experiencia, pero no dé por hecho una afirmación tan rotunda e inexistente. A no ser que, la ideología que arrastra le haya hecho una encerrona en todas las artimañas que deja entrever cada vez que habla.

Sugiero que lean a Cristian Warmken profesor de literatura chileno que dice “… temo la protocolización excesiva de todo”. Usted no tiene derecho a decir como amamos y ni tan quiera conozca —lo que es el verdadero amor–. Somos personas, tanto las mujeres como los hombres “¡Dice la tía que el principal problema de España es la violencia hacia las mujeres! Se queda uno ya sin palabras, a esta el hundimiento de la natalidad y la deuda que amenaza el futuro de las pensiones, el desempleo, la corrupción, la delincuencia creciente y el asentamiento del narco y todo tipo de mafias en España le parece poco comparado con la violencia hacia las mujeres en un país que tiene los índices de violencia hacia la mujer más bajos del planeta, donde en su mayoría son extranjeros”, (ECD) aunque  a decir verdad tiene muy poco sentido poner el foco en la nacionalidad cuando hablamos de un tema tan grave como la violencia machista, que suele ser un terreno plagado de habladurías y aspectos difícilmente cuantificables.

Mirando en el diccionario la palabra feminismo, en una de sus acepciones dice; “: adjetivo/nombre común[persona] Que es partidario del feminismo”. La dirigente feminista participó en un debate político; las feministas se manifestaron para reclamar los derechos de las mujeres” me he quedado boquiabierto lo que quiere decir esta palabra tan controvertida, discutida sólo por el afán de protagonismo. Yo seguiré enviando flores a mi amada, le tiraré los tejos un día sí y el otro también. Cada vez que yo desee y ella lo quiera—como siempre hago—faltaría más. Y lo mismo que le ayudo a deshacer la cama le ayudo a hacerla.  Voy a hacer una sugerencia sobre estas frases, mírelas, estoy seguro que se reirá como todos aquellos que la leyeron: “Yo he sido cocinera antes que fraila”. “Un concierto de rock en español hace más por el castellano que el Instituto Cervantes”. Estamos manejando dinero público, y el dinero público no es de nadie”. (Frases de la señora Calvo) le ruego me perdone, pero no puedo remediarlo, me río de todas las frases que ha dicho en su vida. Estoy harto de que nos manejen dictatorialmente con exabruptos y con una violencia populachera llena de un resentimiento a todo cuanto nos rodea. La mayor prueba de ignorancia es el desprecio de todo aquello que es diferente a tus pensamientos. (Anónimo) Algo les pasa a las mujeres y a los mujeros, ¿no les parece?