Guardia Civil separatistas
Tuit Guardia Civil 2017

Es de bien nacidos ser agradecidos

Los valientes independentistas acosadores, cuando van de mil en mil, que se han dedicado en los últimos tiempos a acosar a miembros de la Guardia Civil, a sus hijos y familiares en las casas cuartel de Cataluña, parecen no recordar lo que han tenido que hacer los guardias civiles muchas veces por ellos.

Estaba escuchando la noticia del acoso que han sufrido esta pasada noche en la casa cuartel de Calella y me ha venido a la cabeza una noticia de 2017. En 2017, un par de chicos de Lérida pretendieron subir al pico de Alba en Huesca y, una vez allí, su idea era colocar una “estelada” en lo más alto de ese pico.

¿Y qué les paso? Pues que la jugada no les salió bien y la Guardia Civil tuvo que acudir a rescatarlos. Los dos montañeros separatistas se encontraban colgados de algunas cuerdas y en muy malas condiciones de salud. Los miembros de la Guardia Civil que acudieron a su rescate se tuvieron que jugar la vida para conseguirlo.

Así informaba la cuenta de Twitter de la Guardia Civil en su día.


Y harían lo mismo incluso con los que les acosan ahora

Pero lo más curioso del caso es que harían lo mismo incluso con los que les han acosado en los últimos tiempos. Con los que han humillado a sus hijos en los colegios o a sus esposas y familiares por las calles. Porque tienen algo que esa gentuza no tiene, profesionalidad, dignidad y principios.

Hay que ser muy indecente para defender las ideas que sean pasando por encima de todo el mundo, incluso de los niños. Que aprendan un poquito de los guardias civiles y de su comportamiento. Que se enteren de lo que ellos serían capaces de hacer si alguna de sus miserables vidas estuviera en peligro. Aunque creo que da igual, la falta de cerebro que hay es tan grande que al día siguiente de haber sido ayudados les volverían a hacer lo mismo.