vox

Siempre que entra  en el ruedo un nuevo torero  la expectación es enorme cuando torea como torero en una plaza de toros, aunque de novillero  haya tenido grandes triunfos y haya cortado orejas y algún que otro rabo, pero cuando hay que verlo es las plazas de primera y en este caso desplazándome de las corridas de toros  a la política, estando en candelero y viendo las atribuciones que se les está dando a VOX, no tengo más remedio que la irrupción en el ruedo de la política y al parecer  ya no se le ve  como suplente. La irrupción de este partido ha entrado de lleno lo mismo que le pasó al partido del tío de la coleta, Muchas veces la novedad de los personajes que entraron por primera vez nos hace ser más valientes a la hora de votar, esto fue lo que le pasó a este partido, el cual conforme van pasando los años estamos observando que las cuentas del maestro armero no salen, cuyos devaneos en todos los sentidos no hay que enumerarlos.

Sobre este particular de VOX, estamos viendo que los partidos de derechas, de izquierdas y el entramado en que está subido el PSOE, y los separatistas todos estos han hecho una cinta entre todos estos al nuevo partido, incluso el candidato a la alcaldía de Barcelona reclama a los demás partidos “hacer un cordón sanitario para frenar al candidato de VOX. Tratándose de política, todo vale, incluso partidos de derechas han empezado a acorralar cualquier planteamiento, aunque sean primos hermanos en el tratamiento y afinidad politiquera en casi todos los argumentos de estos dos partidos. Pero Manolo—como le empiezan llamarlo a Valls, lo que no se comprende es la actitud de esta nueva política en el panorama español, pidiendo el nombrado cordón sanitario y sin embargo no se dice que se haga a los separatistas, enfermizos totalitarios y golpistas.

No nos damos cuenta o no queremos saberlo, se dice sin recelo que VOX es un partido ultra derecha, lo mismo pasaba con Alianza Popular y el PP. Cuando la izquierda se ve acorralada siempre encuentran palabras engañosas y difíciles de juzgar.  Cuando un partido defiende a su Nación, a su bandera a sus costumbres, la posibilidad de mejorar a sus conciudadanos. Se da la paradoja que los votos para VOX sean del PP y de Ciudadanos e incluso muchos del PSOE, lo veremos muy pronto, aunque como dicen algunos comentaristas, tendría el partido de Santiago Abascal votos de los engañados del partido de la Rosa. “Defendemos la Constitución, pero queremos reformarla para acabar con las autonomías” “Queremos recuperar ya las competencias de Educación, Sanidad y Justicia”(VOX) Esto es la demanda que se ha oído muchas veces en toda España, incluso en los catalanes españoles y si esto es de extrema derecha que venga Dios y lo vea.  O, aquellas palabras que Don Joaquín García Morato les decía a sus pilotos momentos antes de despegar su escuadrilla “Vista, suerte y al toro”.