Ameba comecerebros niña de Toledo
Piscina climatizada de Toledo

Meningitis amebiana primaria (MAP)

Una niña de 10 años ha salvado milagrosamente la vida después de que contrajera una infección de meningitis amebiana primaria provocada por la infección de una “ameba comecerebros” en una piscina pública climatizada de Toledo.

Que esta niña haya conseguido salvar la vida es todo un milagro puesto que no hay más de doce personas en el mundo que hayan sido capaces de sobrevivir a una infección como esa al ser prácticamente letal. La Naegleria fowlerique, “ameba comecerebros”, está en el ambiente sin causar daño alguno al ser humano. Pero cuando está en aguas calidas, estancadas y sin tratar, puede llegar a causar una infección letal puesto que llega hasta el cerebro introduciéndose por la nariz.

Una vez en el cerebro, este parásito destruye el tejido cerebral siendo letal en el 97% de los casos. De ahí la gran fortuna que ha tenido esta niña al conseguir salvar la vida.

Las administraciones públicas no consideran necesario el tratar las aguas de las piscinas contra este parásito

Según informa La Voz de Galicia, el investigador Jacob Lorenzo Morales lleva tiempo intentado que la administración incluya el tratamiento de este parásito entre los obligatorios para las piscinas climatizadas. Pero la respuesta de la administración es siempre la misma: “Los casos son tan raros que no se estima que sean una amenaza”.

Lorenzo, quien es uno de los mayores expertos a nivel mundial en esta ameba y es, además, director del Laboratorio de Amebas de Vida Libre en el Instituto de Enfermedades Tropicales de Canarias y miembro de la Red Nacional de Investigación Cooperativa en Enfermedades Tropicales, espera que ahora la administración tome buena nota. Y continúa con una severa advertencia que, de seguir sin tratar esas aguas, se producirán más casos como este en España.