juan marín

Hoy el líder de Ciudadanos en Andalucía y candidato de la formación naranja a la Junta en las próximas elecciones del 2 de diciembre ha dicho en un acto público lo siguiente: «Los votos de Ciudadanos no van a servir para que Susana Díaz sea presidenta de la Junta ni para que el PSOE gobierne en Andalucía después del 2 de diciembre».

La verdad es que me ha sorprendido esta afirmación, más aún viendo de un filosocialista como es Juan Marín que durante esta última legislatura en Andalucía no ha tenido ningún inconveniente en ser el felpudo de Susana Díaz y su Gobierno, otorgando al PSOE la tranquilidad que necesitaba para mantener su cortijo andaluz y poder seguir haciendo y deshaciendo, y mangoneando a su antojo.

Y desde que he escuchado estas declaraciones de Juan Marín he tenido claro que había gato encerrado, pues si Ciudadanos tiene la opción de pillar cacho en Andalucía y gobernar sin duda creo que lo hará, pues son muchos los advenedizos que han llegado al partido de Albert Rivera buscándose un futuro mejor. Y ese futuro en Andalucía pasa porque el PSOE les deje las migajas de alguna consejería.

Y la solución a este enigma de Juan Marín me la ha dado un amigo, al decirme: “Es muy fácil, no la votarán, pero si se pueden abstener, y seguramente con su abstención pueda ser suficiente para que Díaz siga de presidenta…”. Y es verdad, a lo mejor Marín está pensando en eso, en una abstención, así nadie podría echarle en cara que votaron a favor. Y luego, seguro que no tendría la mínima vergüenza en entrar en el Gobierno. Veremos.

Por cierto, otra cosa que me ha llamado la atención es la forma de actuar de “la nueva política” porque, ¿qué órgano de Ciudadanos ha decidido eso?, porque que yo sepa no es un acuerdo del partido, es una decisión de Marín, bueno, de Marín no que ese no pinta nada, más bien de Rivera, que ya actúa como el patrón, como el cacique que todo lo decide, sin contar con la opinión de su partido en Andalucía.