Irene Lozano chaquetera
Irene Lozano y Pedro Sánchez

Ni vergüenza ni decencia

Si hay un político en el panorama político español de los últimos años que ha demostrado tener la cara como el cemento armado, ser una chaquetera y no tener el más mínimo ápice de decencia, esa no es otra que Irene Lozano.

La chaquetera Lozano era miembro de UPyD hasta que este partido dejó de tener opciones electorales. A partir de ahí esta pelota buscavidas se buscó la “idem” para poner su culo a buen recaudo e intentar seguir viviendo de lo público sin dar palo. A este personaje, que le sobra la misma cantidad de cara que le faltan de principios, Pedro Sánchez la colocó en las listas electorales del PSOE.

Como Sánchez ha sido siempre el rey de los batacazos electorales, Lozano no consiguió aferrarse a ningún escaño y se quedó fuera del Congreso. Algo había que hacer con la pelota y chaquetera mayor del Reino. Roma no paga a traidores pero Sánchez los cubre de oro. Pues había que colocarla como fuera. Ya está, como responsable de la Marca España. Es decir, la Marca España a partir de ahora la va a llevar una señora sin escrúpulos, din decencia y sin principios.

Cobrará 70.000 euros

Pero a este gobierno, como le da igual ocho que ochenta y ocho y tienen menos principios todavía que Lozano, la coloca en un puesto en el que su antecesor no cobraba nada y ella va a cobrar 70.000 euros. Todos sabemos que uno de los puestos más gratificados por el PSOE es el de pelota y lameculos, todavía me parece incluso poco.

Mientras tanto Lozano irá por el mundo con 70.000 euros en la buchaca, que debe ser todo lo que vale su dignidad, y sin un solo principio con el que educar a sus hijos, si los tiene, o sobrinos pequeños. Cualquier niño que vea cómo se desenvuelve esta fauna ibérica socialista podrá pensar que para qué estudiar, es más fácil ser un pelota desnortado para ganarse bien la vida en España. Y el peor problema de todos será que nadie se lo podrá negar a a ese niño porque eso sí que es una verdad absoluta.