imbécil

Rufián: “Señor Cascos, voy a intentar centrarme y se lo prometo también a su palmera de al lado…” (refiriéndose a la diputada del PP y vicepresidenta de la comisión, Marta Beatriz Escudero)

Escudero: “Señor presidente, señor presidente… Me acaba de llamar ‘palmera’ … pido amparo a la Mesa. ¡Ya está bien hombre! No me guiñes el ojo imbécil” (dirigiéndose a Rufián), Añadiendo “A mí me puede llamar palmera y no puedo llamarle imbécil” “Donde están las actitudes sexistas y el apoyo de las mujeres cuando interesa. Cuando es del PP no, ya está bien señor presidente…” y se levanta y se va de la Comisión.

El affaire real puede servirnos de ejemplo de muchas cosas que están ‘infestando’ nuestra vida política: devaluar el Parlamento, montar comisiones solo con fin de desgaste del contrario, desviar la atención con las formar olvidando el fondo, buscar solo lo mediático, ser maleducado, la doble vara de medir según quién haga que y a quién se haga, lo fácil de escudarse en la colectividad, las mujeres, cuando la ‘atacada’ es una…; en fin multitud de comportamientos que al menos el sentido común de los ciudadanos no acierta a valorar como ‘de recibo’. Por cierto, la comisión va de la presunta financiación irregular del PP…

No entiendo nada. Urbanidad, educación, respeto. ¿De dónde habrán salido algunos de nuestros diputados? ¿Alguien me lo explica?

 

@jmfrancas

Canal de YouTube del autor