En el solar que ocupa actualmente la plaza de toros de Soria, popularmente conocida como “La Chata” por sus pequeñas dimensiones, se levantó una primitiva iglesia en honor a Nuestra Señora del Mercado y posteriormente el convento de San Benito. Era el lugar elegido por las 16 Cuadrillas del Común para celebrar una misa el domingo después de San Juan en honor a la Madre de Dios tras la cual se retiraban a la dehesa de San Andrés (actual parque de LA Alameda de Cervantes) a comer la carne de toro cocinada en calderas invitando a vecinos, pobres y forasteros.
Fue derribado en 1812 por orden de las Cortes de Cádiz junto con la muralla, el castillo y otros edificios. Con materiales de este cenobio y del arruinado convento de la Purísima Concepción se levantó el actual coso taurino relevando así a la Plaza Mayor de estas funciones.

Se inauguró el 20 de septiembre de 1854 y en 1963 se reformó y amplió el aforo de 4.000 a 6.000 localidades.

plaza de toros de soria

El edificio

De tamaño medio, la puerta grande está flanqueada por dos torres. La estructura se corresponde con las de otras plazas con amplias arcadas en la parte inferior con soportales al exterior y arcadas más pequeñas en la parte superior correspondiendo al graderío cubierto. La primera faena en este coso correspondió a Manuel Pérez Gil “El Relojero”. Hasta 1928 las novilladas y corridas se celebraban en las fiestas patronales de San Saturio, pero a partir de ese año también se celebró una novillada económica el Domingo de Calderas ampliándose posteriormente a más días de las Fiestas de San Juan, incluyendo la novillada del Viernes de Toros.

Actualmente a parte de celebrarse festejos taurinos, sirve de escenario para conciertos, eventos deportivos, Ferias de ganado, etc… y una zona de porche del edificio fue habilitada como sala de exposiciones.

Fuente