El gran maestro Pedro Romero fue director de la Escuela de Tauromaquia de Sevilla, Escuela de la que ya hemos hablado en estas mismas páginas de El Diestro y ¡Olé! y que puedes consultar en este enlace.
Lógicamente serían muchos los consejos que esta leyenda del toreo daría sus discípulos, pero hay algunos que han perdurado en la historia del toreo. Estos son algunos de los consejos que dicen daba Pedro Romero a sus discípulos en la Escuela de Tauromaquia de Sevilla, los más conocidos son éstos:

«Parad los pies, muchachos, y dejaros coger, que ésta es la manera de que los toros se descubran».

«La honra del matador está en no huir nunca delante del toro teniendo estoque y muleta en la mano».

«El espada no debe saltar la barrera mientras el toro esté vivo, porque eso es vergonzoso».

«El lidiador no debe contar con sus pies, sino con sus manos».