hora

Hace unos días hubo unas declaraciones de 13 expertos que deciden la hora en España. Se entienden expertos, aunque realmente son conocedores de disciplinas que tiene alguna relación con las consecuencias del cambio de hora en España: dos sociólogas, una bióloga, un experto en racionalización de horarios que claramente se posiciona en no al cambio horario, un electromagneta, una experta en marketing y opinión, un experto de certificación energética, un jefe de dirección vial, una enfermera, una experta en dirección de empresa y una experta en producción agraria.

Claro cada uno tiene su opinión y según decidan habrá cambio de hora o no. Esto es muy fuerte, que gente tan diversa profesionalmente y de escasa relación con el los husos horarios sean quienes deciden sobre el cambio de hora en España. Quienes son radicales a no cambio de hora son el electromagneta y el de racionalización de horarios y la bióloga y la enfermera. Los otros no se mojan, excepto el de certificación energética que apoya el cambio de hora.

Los motivos que dictan al no cambio de hora son: uno, que amanecerá más tarde en diciembre; y le digo que también atardecería más tarde al aumentar una hora de día. Otro, que no se da anomalía horaria en España; y le digo que sí la hay, en invierno y verano precisamente por las latitudes medias que estamos en España y que es factible eliminar la anomalía con el cambio de hora. Otra, que altera el ritmo biológico; y le digo que es relativo, ¿qué hacemos con tantos viajeros, cientos de millones, que diariamente cruzan más de un huso horario? y ¿qué hacemos con el ritmo biológico de los camioneros que circulan día y noche por las vías europeas? O de una madre que da a luz y cría al bebé a deshora, y de los enfermos… Y otra, que la calidad de vida hay que definirla según el indio Amartya Sen; y le digo que la calidad de vida depende de cada persona, no de una concepción teórica de un filósofo relativista, y que la calidad de vida está en la luz que en la oscuridad.

Entiendo que el cambio de hora estacional en los equinoccios por nuestras latitudes medias, de España, debe darse, es crucial, porque es de mejor aprovechamiento energético y la calidad de vida a alcanzar más luz al día, que hace la vida más agradable, y que el ritmo biológico el hombre se adapta en menos de 48 horas. Lo que significa calidad de vida lógica y racional. Y por tanto hay que decir que sí es oportuno para España el cambio horario en los inicios de los equinoccios; mientras que para los países de latitudes bajas en las que el día y noche duran prácticamente por igual, y en las altas latitudes que son tan grandes las diferencias de duración de día y noche según la estación de solsticio, por lo que para estas latitudes el cambio de hora es indiferente; pero no para las latitudes medias, cómo en España, que si nos conviene, por calidad de vida y ahorro energético.

No entiendo que sea una decisión de seis personas, algo que afecta a 47 millones de españoles, es cuestión de un referéndum, por la calidad de vida o mejor dejar las cosas como están.