ere

Desde que largaron a la Juez del Juzgado nº 6 de Sevilla, la Jueza Mercedes Alaya, (La Emperatriz de la Magistratura) como siempre la he llamado, el silencio profundo ha sido el índice provocador, tanto de los ERE (conocido por eregate o fondo de Reptiles) como en la FAFFE, Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo, primas hermanas de los apadrinados por la Junta de Andalucía, o mejor dicho, los dueños de Andalucía. Ahora están saliendo nuevos comensales y tragaldabas de lo ajeno, cada minuto se van engrosando a los ya asistentes a la sigla de las tres letras, y por la magnitud de los casos relacionados se van adosando a las miles y miles de páginas de este tema escabroso y tan vergonzoso que unos delincuentes han ido forjando desde hace muchísimos años. Y no digo los años por duda a quedarme corto.

Estos tíos han contaminado a las ocho restantes hijas que esta madre llamada Andalucía, introduciendo en estas ocho cuevas donde esconder los dineros que fueron a sus manos provenientes para atemperar los fríos del invierno y consolar los vaivenes calurosos del verano. En una palabra, se han gastado el dinero de los parados: concediendo comisiones, muy por encima del valor del mercado, a intermediarios entre la Junta y los trabajadores, aseguradoras, consultoras, bufetes de abogados y sindicalistas. Prejubilaciones fraudulentas, pagadas a personas que nunca habían trabajado en las empresas afectadas, e incluso a personas que no llegaron a crear empresas con subvenciones que no estaba presentando expediente de regulación de empleo. Amén de muchas prebendas que todos conocemos y que nos avergonzamos de haber visto de la forma que se manejaba estos dineros de manera dolosa, mezquina y ladrona.

Resulta ahora que se llevaba bastante tiempo que esto de la faffe, triquiñuelas para llevarse supuestamente los euros de los andaluces con nuevos casos de corrupción donde se ve ahora que se lo chupaban en puterías, niñas de alterne etc. etc. mediante tarjetas opacas, como aquellas de Rodrigo Rato que también había muchos nombres de socialistas, los cuales han sido silenciados en la mayoría de los periódicos, televisiones y emisoras de radio. En este organismo había de la Faffe según la GC al menos 200 contratados en estos consorcios vínculos con el PSOE y los sindicatos. Atrás quedaron las palabras de la Emperatriz de la Magistratura, la Juez Alaya donde dejó estas frases lapidarias en portada en el ABC: “el PSOE y el PP me quitaron para que no investigase los cursos de formación” “Si llego a saber que me iban a apartar de las macrocausas no me muevo del Juzgado”. Claro que sufrí presiones políticas, entre ellas las de Guerra y Susana Díaz “y” en cuanto a penas se refiere, la corrupción sale gratis en España en muchos casos.

Aquellas palabras de uno de la Junta que tenía su madre dinero como para azar una vaca, se quedaría ahora corto con lo que estamos viendo y al parecer, supuestamente, esto seguirá con otros espectáculos. De seguir así este silencio de los corderos y de los sumisos, los reyes de la pillería seguirán metidos hasta el cuello en todos los niveles. Hay una fagocitosis enorme en nuestra sociedad andaluza y estos hombres de negro nos seguirán comiendo el respeto y la vergüenza que aún consigamos tener.