Relato de lo que sucedió la semana de la moción de censura a Rajoy
Algunos de los personajes implicados aquel día

El artículo de Lucía Méndez en El Mundo

El diario El Mundo publica hoy un excelente artículo de Lucía Méndez en el que relata cómo fueron los siete días que mantuvieron a España en vilo hace muy poco tiempo, el de los días previos a la moción de censura de Rajoy.

Según el citado artículo las conversaciones y reuniones fueron continuas tanto por parte de Mariano Rajoy como por parte de Pedro Sánchez y sus socios de moción. Se llega a relatar que incluso Pablo Iglesias fue capaz de mantener contactos con el propio Puigdemont, además de con destacados miembros de ERC y del PNV.

Es decir, según este artículo, la participación de Iglesias fue fundamental para tumbar al gobierno de Rajoy y conseguir apoyos para la moción de censura de Sánchez llegando, para conseguirlo, a mantener contacto con el propio Puigdemont, un delincuente fugado y perseguido por la justicia española.

Rajoy nunca pensó en dimitir por una cuestión de honor

Tal y como fue evidente ya en su momento, la sentencia del caso Gürtel fue fundamental para que todos los acontecimientos se desarrollaran de aquella forma en aquella semana tan complicada. A Rajoy nunca se le pasó por la cabeza dimitir y el motivo no fue otro que una pura cuestión de honor, no consideraba que tuviera nada que ver con el caso Gürtel y mucho menos que aquella sentencia fuera la que motivara su decisión.

Los miembros del PNV, partido fundamental en aquellos días, ya le habrían mostrado a Rajoy sus intenciones finales desde el primer día, las de no apoyarle. Los motivos habrían sido la dificultad que habrían tenido para vender esa decisión ante los suyos a pesar de las excelentes relaciones, que según Lucía Méndez, mantenían tanto con el ex-presidente como con el propio partido.

Llama la atención de qué forma se trata el tema de Soraya Sáez de Santamaría y Mª Dolores de Cospedal y de cómo la mala relación que mantenían entre las dos habría decantado el devenir de los acontecimientos en la consecuencia final, la presidencia de Pedro Sánchez.

Merece la pena leer el artículo, aunque sea por el simple hecho de ver la intrahistoria de un hecho histórico tan reciente y hasta qué punto algunos políticos, como Iglesias, andan tan ávidos de poder que son capaces de pactar con quien sea para conseguirlo.

Enlace al artículo: 
Así fueron los siete días en los que se hundió el Gobierno de Mariano Rajoy.