cruda realidad

Después de un par de semanas de periplo norteamericano y pese a que un buen amigo me recomendó no volver, aquí estoy de nuevo frente a la cruda realidad de nuestra querida España en manos de la segunda parte de la versión Siglo XXI del frente popular que iniciara el nefasto asesor de Nicolás Maduro en 2004.

Supe estando fuera de España que Pablo Iglesias iba a reunirse en la cárcel de Lledoners -una de esas nuevas prisiones con instalaciones que ya quisieran muchas residencias públicas de ancianos- para “negociar” los presupuestos generales del Estado con Oriol Junqueras, líder de ERC, partido separatista, y copartícipe -por eso está entre rejas- del intento de golpe de Estado en Cataluña del 1-O del pasado 2017. El principal argumento en la mochila del podemita era que “para avanzar la libertad de los presos es importante mantener la mayoría que sacó al PP del Gobierno”. El Gobierno se apresuró a desmentirlo por parte de la ministra de Hacienda -que no del presidente-: “La negociación la hace el Gobierno”, pero la reunión se celebró, aunque el principal objetivo se complicó ya que los golpistas quieren “más hablar de soltar presos que de números”. Joan Tardà añadió que no se sentarán a ninguna mesa sin “las condiciones adecuadas”, “si el Gobierno no hace un movimiento que permita sentarse en una mesa no lo haremos”. Pero no acaban aquí las paradojas sino que, al parecer, el político preso goza de no pocos privilegios, tales como un despacho personal en el ala de Psiquiatría de la prisión, desde el que trabaja cada día como “presidente en funciones”, y recibe, camufladas de institucionales, las visitas que le parece de “autoridades” como Gabriel Rufián, la monja Lucía Caram o el obispo separatista de Solsona. Ni tampoco la “embajada” del socio del Dr. Plagio Sánchez, que se reunió también para lo mismo con el presidente vasco, Urkullu, y mantuvo una larga conversación telefónica con el fugado a Bruselas, Carlos Picodelmonte.

Un Dr. Plagio que se nos ha tornado muy viajero y que en los poco más de cuatro meses que “lleva” en la Moncloa ha visitado ya trece países y se nos va “de gira” por otros diez, gratis total, tras haber descubierto esa “vocación” turística de helicóptero y Falcon. ¿Será una huida hacia adelante para alargar su periodo presidencial y escapar a esa triste realidad en la que está sumiendo a España o un paso más en su “postureo” entusiasta de aparecer como presidente del gobierno, algo que no se termina de creer ni él mismo? Me temo que un poco de las dos cosas. Por cierto, que estando en Toronto el pasado día 16, supe que se legalizaba en Canadá la distribución libre de marihuana -primer país del conocido como G 20- y ahora, Podemos, pide eso aquí. Posiblemente fue lo único que sacó en claro Pdr Snchz de su reunión en Ottawa con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y que atenderá sin duda a su ahora “vicepresidente” económico y de comunicación. ¿Recuerdan cuando el Dr. Plagio Postureo decía en 2016 aquello de “Los españoles no se merecen que venda mi alma a Iglesias y los independentistas”? Pues eso, recuérdenlo a la hora de votar la próxima vez.

Otra “sorpresa” de esta dura realidad española es la noticia de que la familia Iglesias/Montero “gozará” de seguridad y escolta 24 horas al día en su casoplón de Galapagar. El mismo que decía desde su Tuerka televisiva en 2012 -cuando todavía era un desconocido en política- “Cómo me emociono cuando veo a la gente patear a un policía” y al que desde el Sindicato SUP le han recordado otra de sus brillantes declaraciones: “La policía no protege a la gente, son matones al servicio de los ricos”. Al parecer, la ignorancia en casi todo de esta nueva izquierda, derivada de la permisividad conservadora y acrecentada por las políticas educativas regionales, ha hecho que se pierda la valoración de uno de los tres “delitos imperdonables” que recoge en su magnífico libro, “Memoria del Comunismo”, Federico Jiménez Losantos: “el desviacionismo burgués”, que el charlatán de la coleta practica sin reparo desde la compra de su Villa Tinaja por “650.000 €”, que las inmobiliarias de la zona tasan en torno a 2.000.000€. Para ellos vale todo como vengo diciendo desde dos décadas. Ignorancia que pone de manifiesto, más allá de la anécdota, la “portacoz” adjunta de Podemos en el Congreso, Ione Belarra, que llama “Felipe Cuarto” (sic) al Rey Felipe Sexto, demostrando su desconocimiento, también, del número romano -se ve que lo del “palito”, delante o detrás, no se lo explicaron bien-, mientras otra, Beatriz Galiana, nada menos que la portavoz de educación en la Asamblea de Madrid, exhibe su feminismo desnortado diciendo que “hay niños con más derechos que otros y niñas con más ‘derechas’ que otras”, y ni le tembló la voz: https://somatemps.me/2018/10/18/video-nuevo-ridiculo-podemita-hay-ninos-con-derechos-y-ninas-con-derechas/. Claro que si hace un par de días, en el Senado, el Dr. Plagio tuvo que corregirse al decir que “el jefe del Estado es Felipe II… digo VI”, todo es posible en… esta España. De los ridículos con el protocolo en su visita a Canadá, en la recepción de los Reyes el Día de la Hispanidad, o con Jean Claude Juncker en Bruselas, remito al lector a la hemeroteca y a las redes sociales.

Ya no es sorpresa, pero no deja de ser destacable, la buena relación entre el principal causante directo de la actual situación en España, el “presidente por accidente”, es decir, por atentado de oculto origen, el ínclito y traidor Rodríguez, y el régimen comunista venezolano del sucesor del “pajarito” -menudo ‘pájaro’ era el gorila rojo Chávez– encabezado ahora por su asesorado Nicolás Maduro, cuyo ministro de comunicación, Jorge Rodríguez, salió en su defensa definiéndolo como un hombre ‘digno’ y ‘decente’, emplazándolo a que “Ojalá, algún día muestre los mensajes de WhatsApp de Julio Borges, de Lilian Tintori, de Leopoldo López, de Antonio Ledezma”, en algo que suena a dura acusación. Claro que si aquí el director de uno de los nuevos digitales y uno de los “colaboradores necesarios” -como los vengo llamando- del éxito de la moción de censura, lo homenajeó hace menos de dos años, no es de extrañar que los comunistas venezolanos lo adoren.

Tampoco lo es que los medios de comunicación, públicos o privados -con alguna excepción-, sólo hablen de la inminente entrada en prisión de Rodrigo Rato -que no seré yo quien censure- y no de la de ninguno más de los 64 condenados, muchos de otras opciones políticas y sindicales, 15 al menos ya entre rejas o a punto de entrar, como Jorge Gómez Moreno, José María de la Riva, Ángel Eugenio Gómez del Pulgar o Francisco José Pérez Fernández -por citar a algunos- del PSOE; José Antonio Moral Santín, de IU;  Gonzalo Martín Pascual, José Ricardo Martínez y alguno más de la UGT y Francisco Baquero, Antonio Rey de Viñas o Rodolfo Benito, entre otros, de CC.OO.

Y en este despropósito de dichos y desdichos a los que este gobierno soportado en populistas de extrema izquierda, golpistas, separatistas y terroristas -con los que “negocia” los presupuestos- nos tiene acostumbrados, la contradicción contagia y llega al Tribunal Supremo que se desdice de su primera sentencia y condena a los bancos a pagar el Impuesto de Actos Jurídicos y Documentados (IAJD) para 24 horas después paralizar lo dicho y explicar que se lo tiene que pensar hasta el próximo día 5 de Noviembre “por tratarse tal decisión de un ‘giro radical’ en la jurisprudencia y habida cuenta de su enorme repercusión económica y social”, según dice en una nota el Presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, Luis María Díez-Picazo. ¿Nos podemos sorprender de que la justicia belga o alemana tome a la nuestra por el pito de un sereno si la más alta instancia se contradice a sí misma? Veremos en qué queda la cosa y si al final se limita sólo a las futuras hipotecas, lo más probable a mi juicio y al de la Asociación Española de Banca también.

Comentaré brevemente algunas otras de las noticias que me han hecho aterrizar de golpe en la dura realidad. Por ejemplo que un tal Agustín Colomines -amigo de Picodelmonte y antiguo comunista reconvertido a la extrema derecha nacionalista- se descuelga con que “todas las independencias del mundo han llegado con muertos y si decides que no los haya, la independencia tardará más y el proceso será más largo”. Y esto queda sin respuesta de la Fiscalía de manera inmediata.

Se ha sabido que la CNMV ha multado a José Borrell por vender acciones de la empresa Abengoa, de la que era consejero, gracias a una “información relevante que no había sido publicada”, dice que “Fue un error, una falta administrativa según la legislación española, y que no afecta a las condiciones de idoneidad para ejercer mi función ministerial” porque, al parecer, para el ministro, vender con información privilegiada es un “problema de menor cuantía”. Y ni dimite ni lo cesan, pese a que puede que mintiera en el Senado al decir que esas acciones representaban el 8% de su cartera cuando realmente eran de la cartera de su exmujer que él administra.

También se ha sabido que, al final, la “Sultana Andaluza”, Susana Díaz se decidió a adelantar las elecciones en Andalucía antes de que la posible sentencia por el caso de los ERE -más de 800 MM€- le salpique un poco más y después de haberse conocido la “ruta turística de los puticlubes”, en la que altos cargos de la Junta consumían alcohol y drogas y en la que Fernando Villén, exdirector general de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (FAFFE) -cuya principal fuente de financiación eran subvenciones de la Junta para cursos de formación- gastó en una noche 14.737€ con su tarjeta oficial, parte de la malversación de fondos públicos de la que está acusado por gastos de 31.969€ en cinco clubes de alterne. Pese a ello y a que la Juez Pilar Ordóñez abre otra causa para la investigación de otros 3.500 MM€ transferidos por distintas Consejerías al Instituto de Fomento Andaluz (IFA)- IDEA,  solicitando mediante auto de fecha 1 de Octubre pasado, en el plazo de 45 días, el oportuno desglose de “todas las transferencias de financiación de explotación o de capital y finalistas”, las encuestas siguen dando la victoria al PSOE andaluz, aunque con una mayoría relativa que lo podría llevar a repetir el pacto con los populistas de Podemos y sus franquicias allí, como ya hiciera en 2015 en algunas otras autonomías y ciudades.

Lo que no sabemos todavía es qué jueces y fiscales -si los hubo- abusaron de niñas en Cartagena de Indias, como apareció en las grabaciones de las conversaciones entre el comisario Villarejo, el exjuex Baltasar Garzón y su amiga la ministra de Justicia Dolores Delgado, que tampoco dimite o la cesan.

Mientras tanto, se aprueba en el Congreso despenalizar las injurias al Rey o a la Constitución -libertad de expresión para el contubernio del 1J- mientras se pretende castigar con dureza lo que la chusma gobernante denomina “apología del franquismo”, es decir, reconocer que, como dijera en los primeros 80’ Fernando Vizcaíno Casas, mucho antes de que se extendiera este desaguisado autonómico, “contra Franco se vivía mejor”; el gobierno paraliza a la multinacional Berkeley la apertura de una mina de uranio en la provincia de Salamanca que iba a generar más de 400 empleos directos y unos 2.000 indirectos; CEMEX cierra; llega a Mallorca el primer hotel sólo para mujeres  y la neutral Rosa Mª Mateo da la orden de que Jesús Álvarez y Emilio de Andrés se quiten el pañuelo del bolsillo de la chaqueta porque “es horrible y  da imagen de derechas”. Y es que, como dice Warren Buffet: “El que cree que es caro un profesional, no sabe lo caro que sale un incompetente”.