César Vidal a Susanna Griso
César Vidal y Susanna Griso

La entrevista de Susanna Griso a uno de los policías agredidos en Barcelona

En su programa del pasado lunes de “La Voz”, César Vidal relataba lo sucedido en el programa de Antena 3, Espejo Público, tras los graves incidentes sucedidos en Barcelona durante la manifestación de JUSAPOL en la que se pedía la equiparación real de los sueldos de la Policía Nacional y Guardia Civil con las policías autonómicas.

La presentadora del programa, Susanna Griso, entrevistaba a uno de los policías agredidos durante aquella manifestación. Dado su, cada vez menos disimulado, sentimiento independentista, la presentadora le hacía una pregunta bastante provocadora al policía: “¿Usted de dónde es?” Tras contestar el policía indicando su lugar de procedencia, Griso le volvía a preguntar si él no creía que haberse ido a manifestar a Barcelona era una provocación sin ser catalanes.

Cesar Vidal relata indignado este episodio de la entrevista en su programa y contesta él mismo a la presentadora catalana: “Y tú, guapina de cara, ¿de dónde eres? ¿De Cataluña? ¿Por qué no te vas a trabajar a tu país? Que, además, creerás que es una nación, como tu marido. ¿Por qué en vez de estar en una televisión, que es de ámbito nacional y en un programa de mucha audiencia…por qué no te vas a Cataluña, guapa y hablas el catalán? Y allí te buscas un pesebre que seguro que te lo van a encontrar”.

La Policía Nacional y la Guardia Civil se pueden manifestar donde quieran

Con esa provocadora pregunta de Susanna Griso volvemos al eterno raca-raca del independentismo, ellos no son malos, es que les provocan. Los miembros de JUSAPOL puede manifestarse, como españoles que son y además siendo una asociación de ámbito nacional, en el lugar que deseen.

La pregunta de Griso es una pregunta realizada por una independentista de tomo y lomo, a la que cada vez le es más difícil ocultar su militancia independentista. Produce sonrojo y vergüenza ajena tener que aguantar a este tipo de periodistas en una televisión nacional. Entendemos que es una televisión privada y que pueden contratar a quien quieran, pero que después se atengan a sus resultados de audiencia que, esperemos, cada vez sean peores.