Carlos Herrera Pedro Sánchez Pablo Iglesias
Carlos Herrera y Pedro Sánchez

El artículo de Carlos Herrera en ABC

Carlos Herrera desgrana en su columna de ABC titulada “Comienza la verbena” la imagen que nos ha dejado la firma del acuerdo de los presupuestos en Pablo Iglesias y Pedro Sánchez y de qué forma van a perjudicar esos presupuestos la marcha de España.

Tras hacer mención a una realidad, la de que “a Pedro Sánchez lo que de veras le gustaría es ser de Podemos”, Herrera hace notar la imagen de un ufano Iglesias en la firma, quien “no se ha visto en otra”. Estos presupuestos, tal y como reconoce Herrera en su artículo, certifican un saqueo, el saqueo al que nos va a someter este Frente Popular.

El acto en sí es lo de menos, lo que aterra es lo que está escrito en esos papeles, subidas de impuestos desaforadas justificadas con un supuesto estado de bienestar que no se cree nadie.

Sánchez e Iglesias

Efectivamente, tal y como dice Carlos Herrera en ese artículo, Iglesias “no se ha visto en otra”, pero Sánchez tampoco. Estos dos sujetos, con el cerebro tan limitado como ilimitada es su cara, son dos niñatos que de repente han tomado las riendas de un país y se están tomando su gobierno como un juego, el de a ver quién es más rojo.

Como uno es tan rojo que no tiene pudor alguno en el saqueo del ciudadano hasta límites insoportables, el otro quiere igualar y superar esa apuesta y pretende esquilmar lo que a la gente le cuesta tanto ganar, para que el primer beneficiario del trabajo de una persona sea el estado y no su familia.

Y todo esto pasa delante de las narices de todo el mundo sin que nadie diga esta boca es mía. Decía el escritor ruso y premio nobel de literatura, Alexander Solzhenitsyn que “Sólo tienes poder sobre la gente mientras que no les quites todo. Pero cuando has robado a un hombre de todo, él ya no está en tu poder, él es libre otra vez”.

Esperemos que en España no tengamos que llegar al extremo de que nos dejen sin nada para despertar.

Enlace al artículo de Carlos Herrera en ABC: “Comienza la verbena”.