burger king

Ayer un Guardia Civil era asesinado en la localidad granadina de Huétor Vega, un pueblo que frecuento habitualmente, por lo que posiblemente más de una vez me habría cruzado con el agente asesinado. Y como era de esperar más de un malnacido se ha alegrado de esta muerte, como es el caso de un tal Christian Martínez que en redes sociales decía lo siguiente: “Un Guardia Civil muerto en Granada.. bonita tarde se ha quedado”. Este impresentable trabajaba en Burger King, y digo trabajaba, porque su empresa, tras tener conocimiento de estas declaraciones lo ha despedido y así lo ha publicado en Facebook.

Por eso Burguer King, concretamente el establecimiento de Avilés (La Cámara 51) se ha ganado todos mis respetos, pues así hay que actuar con gentuza que se alegra del asesinato de un Guardia Civil.

Muchos han sido los clientes que han pedido explicaciones a la hamburguesería, incluso diciéndoles que no iban a ir más al establecimiento, pero no ha hecho falta pues este tal Christian Martínez ya está en la calle.

Ahora, seguramente, esta empresa se vea sometida a la correspondiente demanda y veremos qué pasa en los Juzgados de lo Social. Pero aparte de eso se han ganado mi respeto y aplauso. Difícilmente visitaré ese Burger King de Avilés, pero cuando vaya a otro me acordaré de esta gran decisión.