arca

Reconozco que me privan las películas históricas y las de aventuras. Estas me dominan y entusiasman de lo lindo, por los embrollos y embustes de sus protagonistas, las artimañas que suelen sacarse debajo de la manga de todas estas vicisitudes y escenas de estos tipos de producciones cinematográficas. A veces los guionistas de estas películas se ríen de todos nosotros, a unos nos ven infantiles y otros por tontos. Una de estas pelis fue en busca del arca perdida, aquella en la que Harrison Ford buscaba el arca, al parecer donde estaban guardada las tablas de los mandamientos que le entregó Dios a Moisés. Este Gobierno, el que se le supone Gobierno de España, con un Okupa de Presidente como si fuese un director de película de aventuras, cuya cinta la  está haciendo lúgubre y muy tenebrosa, está intentando, o mejor dicho, esta haciendo una nueva edición con actores de medio pelo, vulgares y trapisondistas, fatuos y de una mala leche, a veces agría por el tiempo pasado al socaire del roñica del director de esta cinta imaginaria.

No creo que haya en España una persona más bucólica e inculta de todo cuanto hace y quiere hacer, se cachondea de todo el mundo que hay en el circo de la Carrera de San Jerónimo y de todos los españoles. Mientras, los papafritas de la oposición incluso a los bedeles y a los que pasan por esta avenida como también a sus propios partidarios. Este, por lo visto ahora “Doctor” como le nombran en algunos periódicos, engaña al más pintado, esta bola de carne con ojos miente, estoy seguro que un ciego ve mucho más allá que este personaje.

Esta nueva película de aventuras hay policías y ladrones, jueces y fiscales; terroristas antiguos  y de nuevo cuño, hombres de negocios, banqueros y como no de parados y subsidiarios; de drogadictos, de pateras y de asesinos. De políticos que ocultan dinero en libros rosas de antros de señoritas, de aquellas que se decían antes que fumaban. Esta serie tiene  los alicientes de todo lo malo de una película de aventuras. Por lo que estamos viendo en los ensayos, si esto son ensayos, cuando termine la cinta, ¿nos atrevemos a decir cómo quedará para verla en pantalla grande? nunca hubo en España un “director de cine” es decir de un Presidente de la nación española y aquí meto a ZP, más embustero y manipulador en esta piel de toro. Nunca hubo un sujeto que aborreciera  tanto a los españoles. Nunca hubo en España uno esquirol más tramposo. El okupa de la Moncloa mientras  tenga los aplausos de  todos los  parleros, de los malos de la película, porque aquí en esta cinta también hay malos de remate. Aquí en esta peli  se están buscando muchas arcas, unas llenas de dineros, otras llenas de intrigas y tramas vestidas de engaños y trampas, etc. etc. aquí el que no roba y no esconde es porque no tiene donde.