psoe

Una verdad incuestionable del momento actual es, que el PSOE hace aguas por todas partes. Ya no es solo porque el perdedor de todas las elecciones ignore cómo se puede gobernar una comunidad de vecinos y pretende gobernar una nación como España; es que cada ministra o ministro demuestra su incompetencia cada vez que actúa. Y, también, quienes ostentan algún cargo en el Congreso o en el partido. Como es el caso de la portavoz, Adriana Lastra Fernández (¡qué bien le cuadra el primer apellido!) que no da una a derechas (ni a izquierdas).

No puedo comprender cómo se le otorga un cargo tan importante a una persona cuyo curriculum vitae no ocupa ni una línea. Al parecer “realizó estudios” de Antropología Social (¿Una asignatura, acaso dos?) y no se le conoce ningún trabajo lejos de la política en la que comenzó muy jovencita. Pues ahora resulta que esta señora critica a la oposición por hacer política. ¿Entonces, “arma mía” que quieres que haga la oposición, tortillas de patatas con incrustaciones de rabos de pasa al licor de hierbas, imitando a tanto “chef” de pacotilla que andan por esos mundos dándonos la vara? ¿O quizás, poner una fábrica de lacitos amarillos, para subnormales catalanes?

No hija, no. Te lo voy a explicar de manera que lo puedas entender: Política, además de ser el nombre que se les adjudica a las suegras tras la palabra madre, es una actividad que realizan las personas que rigen o aspiran a regir los asuntos públicos. ¿Te has enterado? Pues ya ves, la oposición está obligada; sí ¡obligada! a hacer política, procurando hacerlo con respeto y lealtad institucional; no como el perdedor de todas las elecciones que en varios años tan solo ha sido capaz de decir una frase que se entendiera: no es no.

Claro que eso no era política, era una verdadera sandez, como ahora lo es hacerse fotos en distintas posturas y lugares, con gafas y sin gafas, con o sin perrita. Viajar para divertirse en avión oficial y convertirse en desenterrador.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL