tonto

El suma y sigue de esta comedia de tres al cuarto que está escribiendo y protagonizado por el jefe del Gobierno Español, es de entrada libre en todos los teatros de cualquier pueblo de esta España, la que está dormida y se acuesta con sueño y se despierta con nuevos capítulos de este falso sainete, entre buchito de café nos lo estamos tragando todos las actos desde hace ahora unos dos meses. Parodiando al genial comediante José Mota en una de las apariciones en la tele, una de sus parodias cuando proclamaba tú eres tonto del to…no para un rato… del to y pa siempre. Me acuerdo de algunos personajes, coetáneos nuestros que son semejanza con las parodias baratas y puestas en escena por actores de tercera clase plagiando a este gran artista.

La prestigiosa revista londinense dedica un artículo en papel a la polémica de la tesis doctoral del presidente del Gobierno español. Tanto el Financial Times como The Economist hablan de la polémica situación sobre la tesis doctoral del Presidente de España. Así mismo VOX se querella contra Pedro Sánchez que por ahora es el primer partido querellante sobre el supuesto fraude de este posgrado del Presidente español. Hay que ser tonto de verdad para copiar por dos veces el mismo artículo en su tesis doctoral y por si fuese poca cosa este oprobio ahora se enfrasca en colocar al alcalde de Jun (Granada) Don José Antonio Rodríguez en su equipo de gobierno devolviéndole el favor de recoger firmas por aquel asunto del congreso extraordinario para elegir nuevo secretario general. Esto de las colocaciones es como el juego de la ruleta, que donde se para da la suerte. ¿A quién le tocará el próximo cargo?

Este humilde escribiente de acontecimientos y en esta ocasión me permito glosar a Martin-Miguel Rubio Esteban Doctor en Filología, comentando lo que garabatea en el día 21 de este mismo mes—eso sí, con sus puntos, comas y entrecomillados del original—en el Imparcial: “Nuestro joven presidente del Gobierno, tan bien retratado poco ha por la pluma sutil de Ignacio Camacho, realizó una tesis mediocre a pesar de haber plagiado numerosos fragmentos. Luego con ello ha reconocido de modo palmario ante sí mismo que no tiene condiciones intelectuales para llevar a cabo un trabajo intelectual “como Dios manda”. Y dada la mediocridad apabullante de la mayor parte de las tesis que salen de nuestra colosal decadencia universitaria ese reconocimiento ante sí mismo tiene que ser durísimo. Platón afirmaba en Las Leyes que educar supone fundamentalmente convertir a los hombres en perfectos ciudadanos. Y de nuestras universidades no sólo salen iletrados, sino también bribones., y termina esta oración El plagiador es un hombre que no puede vencerse a sí mismo, y, por tanto, enemigo de sí mismo, no debería gobernar a los demás.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL