Sor Lucía Caram lazos amarillos
Perfil de Sor Lucía Caram (Twitter)

La monja argentina separatista

Lo de la monja Sor Lucía Caram, la argentina separatista, es una provocación contínua. Ya es curioso que una monja se pase el día metida en Twitter, pero su sectarismo, militancia comunista y su provocación separatista es algo que clama al cielo, nunca mejor dicho.
Este elemento vestido de monja, lejos de buscar la pacificación entre los dos bandos que existen en Cataluña, busca la provocación y el desafío siempre contra uno de esos bandos, el de los no separatistas. La última de esta monja separatista es colgar una fotografía con un lazo amarillo en Twitter y decir una de esas sandeces a las que ya nos tiene demasiado acostumbrados: ” – Porque creo en la dignidad de las personas y en sus derechos
– Porque no significa ir en contra de nadie, sino a favor de la #Democracia la #justicia y la #libertad
– Porque quiero que vuelvan a casa y que disfruten de la familia y de la vida.
– Porque no están solos/as


¿Justicia, democracia?

Y qué pasa, ¿ahora esta monja es juez o político? ¿Esta monja argentina viene a España a querer enseñarnos sobre justicia o democracia? ¿Y la dignidad y los derechos de las personas a las que atacas, sor Citroen?

Esta “religiosa” es la reina de la provocación y la Iglesia Católica debería tomar nota de lo que está haciendo. El comportamiento de la Iglesia durante todo el proceso separatista ha sido sencillamente repugnante y sigue siéndolo. Parece mentira que no haya nadie en la Conferencia Episcopal que no ponga coto y que silencie a religisos con Lucía Caram.

Después que cada vez hay menos feligreses. La Iglesia también tiene lo que se va mereciendo con sus actos.