Borrell bombas
Josep Borrell

Hay que ser muy caradura

La extraordinaria y multitudinaria manifestación  que se celebró el pasado 8 de octubre en Barcelona contra el separatismo solo tiene un punto negro y ese no es otro que el encargado de leer el manifiesto, Josep Borrell.

Borrell, no tuvo después reparo alguno en formar parte de un gobierno como el de Pedro Sánchez. Un gobierno apoyado por el separatismo, el comunismo y los proetarras. A muchos les sorprendería, a mi ya no me sorprende nada de lo que venga de alguien que forme parte del partido más traidor de la historia de España, el PSOE.

Ya hablamos de ello hace un tiempo desde este mismo medio. Borrell, como cualquier socialista, siempre anda al plato y a las tajadas. No parecía demasiado comprensible pero ahora lo vamos entendiendo todo. Son ganas de figurar por un lado y de poder por el otro, el poder es demasiado goloso para un socialista y su descaro forma parte de su ADN.

Las declaraciones en la BBC

En unas declaraciones de ayer mismo en la BBC, Borrell ha certificado su traición y su verdadero posicionamiento: “Yo personalmente hubiera preferido que el juez considerase otras medidas de precaución que no fuesen la prisión incondicional, pero hay que respetar su independencia“. “Políticamente habría sido preferible otras medidas de precaución“.

Y continuó diciendo, “yo no soy quién para decir qué medidas hay que tomar, pero sería mejor otra cosa“. Después añadió que hubiera preferido que los políticos golpistas encarcelados “estuvieran en libertad provisional, porque hay otros medios de evitar que escapen“.

Y esto lo dice la persona que leyó un manifiesto contra el separatismo y el golpe de estado en una manifestación multitudinaria. Menudo personaje, menudo traidor. Menudo error haber elegido a alguien como Borrell para representar a los no separatistas en Cataluña. Qué pena y qué asco.

Y después de escuchar esto, ¿qué se puede esperar de este personaje?

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL