Jorge Javier Vázquez PP CS Pedro Sánchez
Jorge Javier Vázquez y Pedro Sánchez

Alucinante lo de este sectario

Que Jorge Javier Vázquez es un sectario se puede comprobar en la mayoría de los programas en los que participa porque directamente pretende estafar y adoctrinar a sus espectadores. Pretende hacerlo porque lo que no espera un espectador de, por ejemplo, “Sálvame”, es encontrarse con una arenga política de su presentador. Eso es lo que hace Jorge Javier Vázquez en sus programas de una forma casi continua.

Lo mismo sucede con la columna que escribe Vázquez en Lecturas. Quien espere que hable de la Pantoja, de Matamoros o de Isabel Preysler se puede encontrar con la sorpresa, más que habitual, de que lo haga para defender a su idolatrado Pedro Sánchez.

En su última columna la forma de defender al mentiroso okupa de La Moncloa es cuanto menos indignante. Sus mentiras las califica de rectificaciones, llegando a calificar sus “continuos cambios de opinión” como una “gran virtud”. Me pregunto qué habría dico si esas mentiras hubieran sido pronunciadas por un líder del PP. Rectificar es de sabios, mentir es de miserables y ser serviles es de mediocres, querido Vázquez.

Pablo Casado y Albert Rivera

Pero tras esto viene lo increíble, cuando se refiere a los restos de Franco, a Pablo Casado, a Albert Rivera y sus votantes. Este hombre, que va por la vida de transigente, “aplaude con entusiasmo el asunto de la exhumación” de los restos de Franco porque dice que eso provocará que muchos se retraten “ideológicamente”. ¿Y a él qué más le da? ¿No es tan “transigente”?

Cuando se refiere a Casado y Rivera, dice de ellos que no entiende como “siendo tan jóvenes se mueven por la vida con unos discursos tan antiguos”. Moderno es lo que él piense, claro, todo lo demás es antiguo. Este chico tiene un problema serio con la edad, lleva fatal que cada año que pasa es un año más viejo y no lo tiene asumido. Su obsesión por lo moderno y lo viejo delatan un claro complejo, lleva fatal lo de hacerse viejo.

Pero lo peor llega cuando dice que todo esto lo hacen, tanto Casado como Rivera, para captar los votos de los “intransigentes”. ¿Intransigentes? Intransigente él que detesta a todo aquel que no vote lo que a él le gusta. Y después es el mismo el que habla de los demás con los que no comulga ideológicamente como “sabelotodorial”. Un poco más de prudencia y un poco menos de soberbia es lo que le haría falta a este chico.

Y quizás también un buen psicólogo que le ayude a curar ese trauma que tiene con cumplir años. Se puede intentar evitar ser gordo, flaco o tener arrugas, pero los años pasan para todos. También pasan para el “moderno”, aunque se crea que los que estamos años luz de su ideología política seamos antiguos.

Si quiere hablar de política que le pongan un programa y una columna que trate sobre política. De lo contrario que por lo menos no estafe a la gente que cree que va a ver o leer sobre otros asuntos. Vaya con el “moderno” y con el “transigente”.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL