Hoy compartimos la crónica de un festejo en el que el diestro Ricardo Hermosilla sufrió siete cogidas en una faena, concretamente en su segundo astado de la tarde. Así se cuenta en el el semanario El Ruedo:
<<Con fecha 15 de agosto del año 1909 se celebró en Chipiona una novillada en la que uno de los espadas era Ricardo Hermosilla, sobrino del que fué matador de toros del mismo apellido, veterano diestro que era uno de los espectadores en tal espectáculo.

El joven Ricardo fué cogido nada menos que siete veces al intentar dar muerte al tercer bicho de la tarde, y en la última de ellas sufrió una conmoción cerebral, por lo que hubo de ser trasladado a la enfermería. Entonces, el viejo Hermosilla (contaba sesenta y cinco años)
se echó a la Plaza, y, tras pocos pases de muleta, dió a la res media estocada buena que la dejó fuera de combate>>.

Y así lo contó en su día la revista Los Toros, en su número correspondiente al 19 de agosto de 1909:

<<De Castrillón y Núñez fueron los novillos lidiados el domingo en Chipiona. Todos fueron mansos y algunos tuvieron malas ideas. Ricardo Hermosilla, que era el primer espada, fué ovacionado al matar su primero, y el tercero le cogió siete veces con gran aparato.

Pasó a la enfermería con un colapso, y el tío del espada, el veterano Manuel Hermosilla, dió media estocada buena con la que mató al traidor.

Rafes, que substituía a Bejarano, estuvo valiente y trabajador>>.

El torero con más cogidas