Hablamos Español
Gloria Lago

Recientemente la asociación Hablamos Español ha presentado una querella ante un juzgado de Instrucción de Barcelona contra el consejero de Interior catalán, Miquel Buch, por impedir que la manifestación que convocaron el pasado domingo contra el adoctrinamiento en las escuelas catalanas llegara hasta la plaza San Jaime de la capital catalana. Su Presidenta, Gloria Lago, reflexiona brevemente sobre lo ocurrido.

¿Es surrealista que no dejen manifestarse en favor del idioma español en España?

Que no se pueda estudiar en español o ser atendido en español en toda España es surrealista; que no dejen manifestarse a quienes lo reclamamos es revelador. Tienen pánico a que un movimiento como el nuestro se haga más fuerte.

¿Cómo valora los hechos del otro día en Barcelona?

Nos hemos querellado contra las personas que creemos que han actuado de forma antidemocrática y delictiva, y diría que negligente, si creyese que había inocencia en su forma de proceder, pero creo que se buscaba la foto de las personas de nuestra manifestación rodando por los suelos y bajo las porras. Afortunadamente eso no ocurrió.

Sin buscarlo, pero este incidente les ha dado publicidad…

Lo más importante es que muchas personas han podido comprobar que el movimiento secesionista es profundamente antidemocrático. Lo vieron muchas personas en el resto de España y, lo que más les duele, de fuera de España también. Tal vez por eso ayer vimos las declaraciones de Elsa Artadi, a caballo entre el la manipulación y el esperpento, en las que dijo que habíamos pactado con las autoridades no terminar la manifestación en San Jaime, porque había una contra manifestación.

Es decir, según ella, para que unas personas que defienden el totalitarismo lingüístico pudieran disfrutar a gusto manifestándose ilegalmente había que impedir nuestra manifestación legal, pataleando sobre nuestro escenario e insultándonos al otro lado de los coches de la policía autonómica. Nosotros, graciosamente y con agrado, aceptamos cambiar el recorrido. Realmente, se ha visto con claridad la mueca avinagrada que se esconde bajo esas sonrisas melosas que se afanan en mostrar ante la opinión pública, sobre todo la del extranjero. Eso les ha hecho daño.

¿Qué acciones legales han emprendido y qué esperan de ellas?

Por el momento hemos presentado una querella criminal contra dos parlamentarios del PdCat, uno de los fundadores de Terra Lliure, dos cargos de Interior de la Generalidad, y tres agentes de la Policía Autonómica catalana. En la querella aparecen delitos de odio, organización criminal, prevaricación, poner en riesgo a las personas de nuestra manifestación y otros delitos. Vamos a acudir a todas las instancias posibles para que los culpables de lo sucedido sean castigados.