estrategia

Pablo Iglesias y Podemos tiene fijación contra todo aquello que representa España, algo en lo que se inclye, como no, la fiesta de los toros. Y el líder de los comunistas ha dejado claro cuál es su estrategia para prohibir los festejos taurinos en nuestro País.

Según informa Libertad Digital, ha señalado que la solución es “preguntar a los ciudadanos en sus pueblos, en determinados territorios o, por qué no, un día en España, si quieren toros o no los quieren”. Es decir, el objetivo de Pablo Iglesias no es suprimir las subvenciones y demás ayudas públicas a la tauromaquia -eso ya lo da por hecho, porque así lo hacen ya-, sino que, además, quiere que la gente vote si se pueden celebrar corridas de toros en su localidad.

Un ataque intolerable a la libertad individual, porque ¿quién es la colectividad para decidir si yo puedo o no puedo ir a los toros, o si un empresario puede o no puede organizar un festejo? Porque ahí radica el problema, la intención de Iglesias de que la gente sea la que decida sobre una actividad cultural porque a él no le gusta.

La gente ya decide de manera individual, y decide si se gasta o no su dinero en una entrada para los toros. Y el día que no vaya nadie se acabará la fiesta, pero dejemos que sea una decisión libre de cada uno, no impuesta por la comunidad.

Y es que hoy son los toros, pero mañana podrá ser cualquier otra cosa, por ejemplo, prohibir que los niños jueguen a videoconsola o prohibir que se puedan celebrar obras de teatro (y aquí podéis incluir cualquier cosa). Esta es la estrategia de Podemos, una estrategia contra la persona, contra su libertad. Algo que no podemos permitir.