Evidencia irregularidades tesis Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

Sánchez el fulero descarado

Tengámoslo claro, Pedro Sánchez no reconocería una mentira ni un renuncio ni aunque hubiera sido grabada con 100 cámaras cometiéndolo y saliera su cara en primer plano. Pero eso no es lo peor. Lo peor es que tendría, además, el apoyo de sus medios afines, separatistas, comunistas, poretarras, y alienados para apoyarle y darle la razón. Como un socialista que en estos días ha llegado a decirme que le importaban bastante poco las mentiras de Sánchez con tal de que no gobernara la derecha.

Esa frase que parece carecer de importancia es una frase fundamental porque es exactamente lo que piensan el 99% de los que apoyan a Sánchez. La animadversión hacia la derecha es tal, que da igual lo que hagan desde la izquierda con tal de que no sea la derecha quien gobierne. De hecho, tenemos a todos los medios, ABC, El Mundo, etc…publicando novedades e irregularidades de esa tesis continuamente. Si la tesis de Sánchez hubiera sido de Casado, de Rivera o de Santiago Abascal, la mera insinuación de irregularidades sin pruebas publicadas por La Sexta o el diario. es, habrían sido más que suficientes para que hubiera un clamor popular pidiendo sus cabezas.

Pero hay algo de lo que poca gente habla y que es, bajo mi punta de vista, la prueba irrefutable de las irregularidades en la tesis doctoral de Pedro Sánchez, la prueba fundamental de que Pedro Sánchez es el primero en ser consciente de esas irregularidades: su afán por no mostrar y esconder la tesis. Lo mucho que ha costado que esa tesis salga a la luz.

Una tesis doctoral debería ser un orgullo para quien la realice

Una tesis doctoral no es ninguna tontería. Al autor de esa tesis le cuesta años de esfuerzo y de trabajo realizarla. Ni fiestas, ni fines de semana, mientras se realiza la tesis doctoral. El autor vuelca su vida al completo para terminarla con éxito. ¿Alguien entiende que a una persona normal le cueste tanto mostrar esa tesis? ¿A alguien le parece medio normal que, con el orgullo que debe suponer acabar una tesis, después tenga problemas en que la lea el mayor número de personas posible?

Entonces, ¿por qué ha permanecido tanto tiempo oculta la tesis doctoral de Sánchez? ¿Por qué no quería que la viera nadie? Pues bajo mi punto de vista es evidente, porque el primero que sabía de las irregularidades de esa tesis era el propio autor. De lo contrario, ¿cuál es el problema y más en una persona como Sánchez? Que Sánchez es un vanidoso y tiene su ego a la altura del sol lo sabemos todos. ¿Alguien puede creerse que una persona con un ego tan subido como el de Sánchez escondería su tesis de no tener esta ningún punto oscuro?

Yo creo que no, más bien esto seguro que no. Por lo tanto, esa es la primera evidencia de que esa tesis está llena de irregularidades. Lo que pasa es que estamos en España y, en este país, la ley del embudo funciona a la perfección. En el que caso de Sánchez y la izquierda, el lado ancho siempre es para ellos, los demás siempre tenemos que conformarnos con el lado estrecho. Y casi dando hasta las gracias.