Despótica intervención de Rosa Mª Mateo en el Congreso
Rosa Mª Mateo en el Congreso (Youtube)

La mejor defensa es un ataque

Rosa María Mateo comparecía el pasado 25 de septiembre en una comisión del Congreso de los Diputados. Mateo, visiblemente nerviosa e irritada, debía esperar que esa comparecencia no fuera fácil y decidió disparar contra todo lo que se moviera, sobre todo contra los miembros del Partido Popular.

Parece estar encantada con su nombramiento a pesar de decir que “se lo tuvo que pensar mucho” puesto que estaba muy tranquila en su casa. Lo justificó, además, diciendo a los diputados del PP que los votos que ella había recibido para ser nombrada, los de los proetarras de Bildu y los separatistas catalanes, eran tan válidos como los votos de los diputados del PP puesto que también habían sido elegidos por los ciudadanos.

Es decir, a Mateo le da igual los postulados que defiendan esos partidos, separatismo o herederos de ETA, porque han sido elegidos por los ciudadanos. Debe considerar poco importantes los principios que defiendan unos y otros con tal de conseguir sus votos. Y eso que ella no quiere estar…

Habla de lo harta que está de los intentos de manipulación de los políticos en TVE

Hablaba, también, de algo que resultaba bastante curioso, mucho más si tenemos en cuenta la limpieza ideológica que ella ha llevado a cabo en TVE y de la que ella es responsable. Decía que los trabajadores de TVE estaban hartos de que los políticos intentaran inmiscuirse en TVE para arrimar el ascua a su sardina.

¿Y lo que ha hecho ella? Ella ha entrado en TVE como un elefante en una cacharrería y a ciertos trabajadores, de esos que tanto dice defender, se les ha cargado literalmente por no pensar como ella. Tenía su lista negra preparada y ha sido implacable con ellos, ella, que dice que no acepta órdenes de nadie.

Lo que debería ser, Rosa Mª Mateo, es un poco menos déspota y un mucho menos sectaria.