Presunto intento de asesinato de Pedro Sánchez manipulación de Público
Pedro Sánchez

Los 100 días de Sánchez en La Moncloa

Si hay algo que ha quedado meridianamente claro desde que Pedro Sánchez vive en La Moncloa es que el actual presidente del gobierno es un mentiroso compulsivo y un caradura que nos ha tomado a todos por imbéciles. Pero desde que ha surgido el escándalo de plagio en su tesis doctoral es que, además, es un déspota que se dedica a amenazar a quien tenga la desfachatez de criticarle o afearle su conducta.

En el día de ayer, el diario ABC destapaba el gran escándalo que supone que el actual presidente del gobierno haya plagiado una buena parte de su tesis doctoral. En el día de hoy, ese mismo diario publica los chanchulleos que tenía el actual presidente con el tribunal de su tesis y de como se había nombrado a un tribunal a la carta para favorecerle.

Poco después de aparecer la primera información, Sánchez amenazaba a ABC con emprender acciones legales contra ellos si no retiraban esa información. Hoy mismo, ABC contesta esa amenaza publicando un editorial que, literalmente, destroza al actual inquilino de La Moncloa y que está cargado de razón.

El editorial de ABC

Se sorprenden desde ABC, imagino que será irónico, de las formas del presidente y de que haya sido el primer presidente de la democracia en amenazar a un periódico por las informaciones publicadas. Tras afearle esa conducta, y lejos de retractarse, ABC no solo le anuncia al presidente que van a continuar publicando información sobre la tesis, también le invitan a acudir a un juzgado a cumplir sus amenazas.

Las verdades que aparecen en ese editorial son irrefutables. No hay nadie que pueda discutir a estas alturas que Sánchez “ha mentido en sede parlamentaria”, tal y como indica ese editorial y que su “credibilidad es nula”. Le piden también que “de voz a los ciudadanos”, aunque reconocen que no lo hará puesto que su “obsesión narcisista por el poder marca toda su acción”.

A Pedro Sánchez, como se dice vulgarmente, no hay por dónde cogerle, ni como persona, ni como político. Como dice el refrán “obras son amores y no buenas razones”. Las obras de este presidente nefasto que estamos padeciendo no dejan lugar a dudas. La mentira es una parte fundamental de su trayectoria vital y política, pero lo  malo no es solo eso, lo malo es que se mantiene en sus trece incluso cuando es pillado en una de las muchas mentiras que se le han descubierto.

Tal y como se dice en ABC, todos sabemos que debería convocar elecciones, pero todos, también, estamos seguros de que no va a hacerlo, ya vamos conociendo demasiado bien al personaje. En unas elecciones no tendría nada que hacer, a pesar de lo que digan sus encuestas amigas del CIS. Y los que le han puesto ahí, los herederos de los terroristas, separatistas y comunistas, no le van a quitar. Con él lo tienen fácil para saquear España. Su debilidad les beneficia y él lo único que desea en esta vida es seguir siendo presidente.

Por cierto, esos que esperan que su partido haga algo para frenarle, que no sean inocentes.