Ada Colau, provocación
Ada Colau

El niño en el bautizo, la novia en la boda, el muerto en el entierro

Ada Colau es de esas personas que todo lo sabían antes y a las que todo lo que sucede en el mundo ya le había sucedido a ella. Si se habla de violaciones, ella había sufrido antes varios intentos de violación. Si se habla de acoso, a ella la acosaron un día porque la llamaron guapa. ¿Que el tema va del orgullo gay? Ella es bisexual y tuvo una novia italiana.

Si hay un tema de plena actualidad en España en estos momentos es el de las tesis doctorales plagiadas y los currículos y los máster falsos.Pues bien, a ella también le ha pasado. Según la Colau, una directiva de una multinacional le ofreció acabar la universidad fácilmente. Afirma que, tras entrar en la política, le propusieron ayudarla para que finalizara su licenciatura en filosofía, pero que declinó la oferta.

El ego de la alcaldesa no tiene límites

A Ada Colau le encanta que se hable de ella y ser la protagonista de todo. Todo lo sabe, todo lo conoce y todo le había pasado ya a ella antes que a nadie. Este hecho tan ridículo y tan “cuñado”, de alguien de un partido en el que tanto gusta usar ese término, ya no produce ni indignación. Lo que ha producido es un monumental cachondeo a costa de Colau que debería producirle sonrojo si le quedara un ápice de vergüenza.

Alguno de los tuits no tienen desperdicio.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL