sanidad pública de Madrid

Estos días todo el mundo habla de la carta que Pablo Iglesias y su pareja, Irene Montero, han publicado agradeciendo a la sanidad pública de Madrid la atención que se les ha prestado a sus hijos, consecuencia del parto prematuro. Parece que Pablo Iglesias ha podido comprobar, en sus propias carnes, que la sanidad pública de la Comunidad de Madrid no está tan mal gestionada y no presta tan mal servicio; pero hace unos años no opinaba igual.

Hace unos años Pablo Iglesias hacía responsable a la sanidad madrileña de muertes consecuencia de los recortes, en un ejercicio de demagogia digno de un comunista. Así lo hizo en La Tuerka y en su blog en el diario Público, en el que llamaba asesinos a los gestores de la sanidad pública. Así se las gastaba Pablo Iglesias.

Y ahora Iglesias ha cambiado de opinión. Y me alegro de su cambio de criterio, porque las críticas que hacía en su día eran fruto del populismo y el oportunismo y de aprovecharse de la gente, para sus fines políticos.

Algunos pensarán que esta crítica está fuera de lugar, porque la situación que ha vivido el líder de Podemos es especial y le afecta directamente; pero por eso mismo lo critico, porque él e Irene Montero la han utilizado para hacer política y en vez de limitarse a dar las gracias se han dedicado a dar un mitin, algo muy normal en la extrema izquierda. Y lo critico porque o antes mentía o miente ahora.

Y está claro cuando mentía, cuando se dedicaba a buscar el aplauso fácil y a sus objetivos políticos. Y lo peor de todo es que lo volverá  a hacer, y sino esperemos a las próximas elecciones municipales y autonómicas…

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL