Fernando Vizcaíno Casas Rafael Gil Las autonosuyas
Las autonosuyas (Youtube)

Un libro y una película de éxito

Basándose en el exitoso libro de Fernando Vizcaíno Casas, “Las autonosuyas”, el director de cine Rafael Gil dirigió una película que, con el mismo título, obtuvo también un gran éxito en España.

En ese libro de 1983 se ridiculizaba el estado de las autonomías que ya por aquel entonces gente como Vizcaíno Casas consideraba ridículo, caro y peligroso. Si viera el genial escritor en qué punto nos encontramos ahora, estoy seguro que no se sorprendería en lo más mínimo.

En ese libro, el ambicioso alcalde de un pueblo llamado Rebollar de la Mata, Austrasigildo, se le ha ocurrido constituirse en Ente Autonómico Serrano, siguiendo el ejemplo de otras autonomías. Ese pueblo, que en realidad se trataba de Torrelodones, tenía su propio idioma el “Farfullo”, importante para tener una buena singularidad nacional. Observen cómo se hablaba el “Farfullo” en la reunión entre el alcalde de Rebollar de la Mata y el presidente de la Generalidad, de quien pretendía recibir lecciones de cómo convertirse en estado autonómico.

El idioma

Uno de los momentos más hilarantes de la película se produjo cuando se reúnen el presidente de la Generalidad y el Lehendakari vasco y necesitan traductor, puesto que uno usa el catalán y el otro el vascuence. Al final deciden comunicarse en español, o “en castellano tal y como lo denomina la constitución del estado central”.

Pero lo más hilarante y peligroso de todo esto, es que esta película era una visión de presente en su momento, y de futuro ahora que estamos sufriendo las consecuencias de esta auténtica ruina ridícula que suponen las autonomías. Aquí un pequeño ejemplo de cómo la realidad supera a la ficción en una rueda de prensa del gobierno vasco.

Sigamos así. Sigamos haciendo el ridículo más espantoso, caro y peligroso que podamos imaginar. Veamos a qué situación económica, política y social nos ha llevado este estado autonómico que, al paso que vamos, va a terminar por acabar llevñandose España por delante.