ciudadanos

Cada día tengo más claro que lo que pasa en Andalucía no ocurre en ninguna otra democracia del mundo. Y ayer viernes se pudo comprobar en la sesión de constitución de la comisión parlamentaria que, supuestamente, estudiará los gastos de las Visas Black de la Fundación para el Empleo (FAFFE) en prostíbulos sevillanos, entre otras cosas. La actitud de Ciudadanos, absteniéndose, permitió que la presidencia de esa comisión sea para el PSOE. Sí, una comisión que estudia desmanes de los socialistas estará controlada por ellos mismos.

Bueno, en realidad se trata de una comisión de investigación parlamentaria que investigará muy poco, pues la convocatoria de elecciones autonómicas por parte de Susana Díaz disolverá el Parlamento y, lógicamente, el funcionamiento de esta comisión. Una comisión que, en manos del PSOE, podéis imaginar lo que hará el tiempo que esté en funcionamiento. Y todo gracias a Ciudadanos.

Si hace unos días comentaba los rumores que corren sobre la cercanía al PSOE de Juan Marín, candidato de Ciudadanos en Andalucía, al que los socialistas estarían tentando para que se marcara un Rosa Aguilar y se pasara a las filas socialistas, tras esta decisión de Ciudadanos -otra más- dando en control de la comisión de investigación de la FAFFE al PSOE, cada día tengo más claro de que eso es posible. Porque los dirigentes del PSOE andaluz funcionan así y porque Juan Marín y algunos otros de su partido están deseando “pillar cacho” como sea; y la de integrarse en el PSOE podría ser una buena salida.

Por todas estas cosas, por la actitud de Ciudadanos actuando de felpudo del PSOE en Andalucía, la única opción seria y viable en esta tierra es la que representa el Partido Popular. Porque en Andalucía votar Ciudadanos es votar PSOE. Y a los hechos me remito, y si no os vale el ejemplo de la Junta de Andalucía podéis mirar a Granada, con un alcalde del PSOE gracias a al alianza entre socialistas, naranjitos y comunistas. Ahí es nada.