bronca

Compartimos con todos los lectores y amigos de El Diestro el artículo publicado en nuestra página El Diestro y ¡Olé!, con otra anécdota taurina, en concreto os traemos la crónica de una corrida de toros en la que la bronca fue monumental. Nos referimos al festejo celebrado en la carabanchelera Plaza de Vista Alegre, el 25 de mayo del año 1919.

Un festejo en el que se lidiaron seis toros portugueses de la ganadería de Palha y en la que actuaron como matadores los diestros Luis Freg y «Pastoret». Y según cuentan las crónicas, lo ocurrido fue esto:

Habiendo recibido el sexto toro de la tarde solamente una vara, por falta de destreza de los picadores; el presidente mandó foguearlo y se produjo una bronca fenomenal.

Transcurrido un buen rato de bronca, volvieron a salir los picadores, pero ya con traje de calle y los hierros puestos, pero siguieron las protestas del respetable no cesaron.

Además, un espontáneo que se echó al ruedo resultó cogido y conmocionado; en ese momento el público invadió el callejón, y el redondel se llenó de almohadillas; el presidente, vacilante, no sabía qué hacer; transcurrió el tiempo hasta que se hizo de noche y se pudo devolver el toro volvió al corral.

Dicho presidente tuvo que abandonar la plaza amparado por la Guardia Civil, cuya fuerza hubo de dar varias cargas para dispersar enfadado público.

Fuente