Teatro Real lazos amarillos
Momento de la presentación del equipo de puesta en escena (Cuatro)

Inauguración de la 22ª temporada del Teatro Real

Este miércoles se ha celebrado la inauguración de la nueva temporada del Teatro Real presidida por los Reyes de España. Esta 22ª temporada se inauguraba con la representación de la ópera “Faust” de Charles Gounoud.

A pesar de que el público ha aclamado al tenor Piotr Beczala, a la soprano Marina Rebek y al barítono Luca Pisaroni, los abucheos del público surgieron al aparecer los responsables de la puesta en escena de la obra. En primer lugar porque esa puesta en escena no gustó a nadie y en segundo porque dos miembros del equipo, el escénografo y diseñador de Vídeo, Alfons Flores, y el figurista Lluc Castells, portaron lazos amarillos al término de la función.

El afán de provocar en cualquier lugar

El separatismo tiene un afán por provocar a todo el mundo casi enfermizo. Les da igual el momento y el lugar en el que estén, ellos, de piel tan fina para lo suyo, van buscando la confrontación y la provocación allá donde estén. En este caso en un lugar tan poco apropiado como el Teatro Real de Madrid y con un público, en general, claramente contrario a ellos.

Después dirán que pasan cosas y que los malos y los fascistas son los demás pero es evidente que buscan la confrontación incluso cuando las circunstancias y el lugar nada tienen que ver con sus absurdas proclamas. Más que molestar, aburren hasta a las ovejas porque son unos pesados.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL