ultraizquierda

La Policía Nacional ha detenido a dos jóvenes, miembros de un grupo de ultraizquierda, por agredir a un grupo de jóvenes en la zona de tascas de Murcia ya que no les gustaron las camisetas que vestían, de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), según ha informado Libertad Digital.

Según este diario “los hechos ocurrieron de madrugada hace unos días, cuando un grupo de jóvenes provistos con camisetas de la citada universidad se encontraban en uno de los pub de la zona universitaria de Murcia y fueron increpados, primero con insultos, luego con amenazas y finalmente fueron agredidos, según informaron fuentes de la Policía Nacional en un comunicado.

El inicio de la discusión fue motivado por el reproche y los comentarios que le hizo uno de los detenidos a uno de los componentes del grupo de jóvenes agredidos para, posteriormente y sin mediar palabra, golpearle.

El agredido fue auxiliado por un amigo que recibió un botellazo en la cabeza, tras lo que continuó la trifulca entre los detenidos y el grupo. Como consecuencia de ello, uno de los chicos tuvo que ser asistido y recibir puntos de sutura, sufriendo una hemorragia ocular y diversas contusiones”.

Y la pregunta es la de siempre, ¿qué habría pasado si los agresores hubieran sido de extrema derecha? Pues que los medios de comunicación habrían dedicado horas y horas al tema y se habría generado un importante debate social. Pero como es al revés, como los que agreden, una vez más, han sido de ultraizquierda pues nadie habla de ello, a excepción de Libertad Digital y este humilde medio. Otro delito de odio que ocurre sin que se conozca…

Y esto que ocurre no es exepcional, ahí tenemos el caso de Víctor Laínez, asesinado por otro de la ultraizquierda por llevar unos tirantes con la bandera de España. En el caso de Zaragoza fue por la bandera de España, ahora en Murcia es por llevar la camiseta de una universidad católica. ¿Por qué será el próximo?…

¿Y si Víctor Laínez hubiera sido podemita?…