serpiente de verano

Serpiente de verano es una expresión que se refiere a las noticias irrelevantes o sorprendentes que publican algunos diarios para llenar sus páginas durante las vacaciones de verano, cuando la mayor parte de la sociedad está de vacaciones y no se producen sucesos ni noticias interesantes.

Y como todos los veranos llega la correspondiente serpiente y este año el agraciado ha sido Pablo Casado, presidente del Partido Popular, y su Master. Y es que ya se lleva tiempo atacando a Casado a cuentas de su formación universitaria. Respecto a su licenciatura en Derecho la Universidad Complutense elaboró un informe, conocido el pasado 30 de julio, sobre sus estudios de Derecho, concluyendo que no había habido ninguna irregularidad.

Y en relación al Master de Derecho Autonómico y Local, por la Universidad Rey Juan Carlos la ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación) elaboró, a petición de la jueza Carmen Rodríguez Medel, un informe en el que explica que el Master de Derecho Autonómico y Local cursado por Pablo Casado en la Universidad Rey Juan Carlos no exigía la elaboración de un trabajo final y que asistir o no a clases para conseguir el título era algo potestativo del director del curso. Entonces, ¿dónde está el problema?

Pues el problema está en que estamos en verano y en que la prensa de izquierdas no va a dejar pasar este asunto, por muy poca “chicha” que pueda tener. Y claro, como hasta septiembre el Tribunal Supremo no va a ver este proceso, pues tenemos todo el mes de agosto para llenar horas de radio, televisión y papel. Todo a costa de Pablo Casado, al que este año le ha tocado protagonizar la serpiente de verano y al que hay que intentar destruir porque ha demostrado una gran capacidad para liderar al centro derecha de nuestro país.

Son muchos, decenas, los políticos de la izquierda que sí han falseado su currículum, que han mentido en sus estudios, liderados por Pedro Sánchez, que ha mentido en un master y hay serias sospechas de que él no hizo su tesis doctoral (algo que reconoció el ex ministro Miguel Sebastián) y seguidos, entre otros, por Isabel Ambrosio -alcaldesa de Córdoba-, que decía en su currículum que era diplomada en magisterio cuando no lo es. Pero estas cosas parecen que no son importantes y no interesan a muchos medios de comunicación.

Espero que pronto llegue septiembre y que el Supremo deje claro que Pablo Casado actuó correctamente. Y luego no se pedirán disculpas, dirán que solo ha sido una serpiente de verano.

¿Dimitirá la alcaldesa de Córdoba?

 

Dos maneras de ser recibido

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL