sánchez

Ante la doble personalidad que muestra el actual líder socialista y presidente del gobierno español, muchos son los artículos y reportajes que están hablando de las mentiras arriesgadas que Sánchez ha tenido en los últimos meses y todo a costa de llegar a ocupar la Moncloa y con un silencio sublime sobre: la corrupción en su partido desde el uso fraudulento y particular de dinero público, presunta prevaricación y presuntos pederastas, los acuerdos con independentistas y podemitas, la situación de acercamiento de presos etarras, y decenas de casos más en apenas 60 días. Y ahora lo justifica todo por el cambio de la nación y mintiendo acerca de unas encuestas “tocadas” por la mano de su Dios (puesto a dedo por cierto), asegurando, desde su bipolaridad, que el presente de ?? es lo que prefieren los españoles para el futuro de todos. Pues si analizamos veremos que Pedro Sánchez es un hombre que todo lo justifica y a cualquiera precio. Y yo digo: ¿Será tocado por el Resucitado, tal y como le pasó a San Pablo?

Muchos votantes del PSOE de Felipe González, se han convertido al ver y vivir que el Psoe del siglo XXI nada tiene que ver con aquel socialismo de finales del s.XX. Han descubierto que hay otras maneras de hacer política y que las siglas a las que lloraban ya no representan esa añoranza de cambio. Hace unos años optaron por voto en blanco, no votar e incluso votar al “otro” del bipartidismo, al Partido Popular. Ahora en la nueva escena política quizás pudieran optar por salir de ese bipartidismo pero expresiones como: “esos oportunistas podemitas”, “ese Rivera parece bueno pero es todo humo, solo critica y debe demostrar”, “en Cataluña parecía que iban a dar la cara pero se han arrugado”, “el Iglesias viene a robarnos” etc etc, acercan a la opción “yo soy socialista pero me gusta el nuevo del PP y a ver si quita a el indeseable de Sánchez”

Podríamos seguir haciendo eco de la calle. Solo nos queda que Sánchez lea la conversión de San Pablo y sea tocado por el Resucitado con mayúsculas… pero esta utopía me temo que no será posible, asi que mi apoyo es al mejor equipo, ese que en sus estatutos se vinculan a la libertad, igualdad, democracia, unidad, constitución, tolerancia, justicia… valores que se incluyen en el evangelio del Resucitado.

(La influencia de San Pablo en el futuro de España debe ser un motivo de estudio para los analistas políticos).

Vicente Martín Tamayo

Pedro García Aguado, “Hermano mayor”, se cachondea de un tuit de Pedro Sánchez